BUENOS AIRES (ADNSUR)-  La vuelta a las aulas en plena pandemia por coronavirus y bajo protocolos, contemplarán una serie de modificaciones que los padres deberán tener en cuenta a la hora de que los niños vuelvan a las escuelas.  Uno de los casos, es la disposición - por protocolo -  de que los docentes no podrán atar las zapatillas de sus alumnos. 

La medida dispuesta en el protocolo del Ministerio de Educación de la Nación en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires buscará la mayor autonomía de los alumnos evitando así el contacto entre docentes y alumnos lo máximo posible, puntualmente a los alumnos de jardín de infantes y primer grado que aún no han aprendido a atarse los cordones solos.

Desde la casa de deportes indicaron que esta disposición trajo una gran demanda de calzados con velcro que son mucho más fácil de  abrochar, evitando así los incomodos cordones para quienes aún no aprendieron a atarlos por si solos. Y desde Grimoldi, indicaron que “se venden más los de velcro que los acordonados y los que vienen con cierre por una cuestión de comodidad y simpleza a la hora del calce, en una proporción de 70/40. Es una preferencia de los padres de niños de hasta los 7 años”

El Protocolo para el inicio de las clases presenciales 2021 en Ciudad Autónoma de Buenos Aires ( CABA), plantea “la medida de distanciamiento social de al menos 1,5 metros. Para el caso de Nivel Inicial, teniendo en cuenta el grado de autonomía de las/os niña/os, cuando no sea posible dar cumplimiento a dicho distanciamiento, se deberán intensificar las restantes medidas establecidas (uso de tapaboca, máscara facial, ventilación, lavado frecuente de manos, limpieza, desinfección, etc.)”.

¿ HAY DIFERENCIAS ENTRE VELCRO Y CORDONES?

El traumatólogo infantil, Leonardo Miguel Ávila,  explicó  que “ es indistinto que chicos desde jardín de infantes hasta segundo o tercer grado, usen zapatillas de velcro o con cordones”. Sin embargo, señaló que si es importante  que a la hora de elegir un calzado para los niños se tenga en cuenta el el talón y la suela. “La parte del talón debe ser firme y rígida mientras que la suela cuanto más blanda y flexible sea, es mejor ya que permite que las articulaciones tengan más movimiento", explicó a Clarín.

En cuanto a qué tipo de calzado es más apto para la vuelta a las aulas. El profesional  recomendó el calzado deportivo más que las zapatillas de lona o las líneas urbanas de las marcas deportivas.