"Hay muchas personas solidarias que donan bienes materiales que otros necesitan, esto es muy necesario y valorable... pero ¿qué pasa cuando lo que se necesita es algo intangible? ¿cuando se necesita alguien que cocine, que lea un cuento, que escriba una carta, que ordene papeles, que arme un folleto? ¿qué pasa cuando lo que se necesita es que alguien done su tiempo? A esto justamente apunta nuestra propuesta", expresó el concejal del Partido Vecinal, Bruno English.

El proyecto presentado junto a su compañera de bancada, María Eugenia Spinassi, pone en valor la construcción de una conciencia social vinculada con la solidaridad, la cooperación y la integración entre el potencial solidario de la comunidad y las necesidades que tienen las distintas instituciones.

"Rada Tilly tiene instituciones que necesitan voluntarios, y tiene habitantes con espíritu solidario que desean aportar sus conocimientos, habilidades o simplemente su tiempo. El Banco de Tiempo permite conectarlos", sintetizó English.

Así, las entidades de la sociedad civil de Rada Tilly podrán acceder de forma dinámica y oportuna a recursos humanos que les colaboran en algunas tareas, y así concentrarse en aquellas actividades inherentes a la naturaleza de cada organización. 

En su desarrollo, el proyecto establece la creación de una base de datos de instituciones y donantes de tiempo, donde se detallarán especificaciones de la oferta y la demanda de tiempo. Cuando haya concordancias se procederá al enlace de ambas partes para que conformen el vínculo. Y una vez concluida la colaboración generada gracias al Banco de Tiempo de Rada Tilly, las partes deberán comunicar al mismo tal situación, de manera que se vuelva a facultar al voluntario para posteriores búsquedas. Además, cada una de las partes deberá formular una opinión respecto de la otra, que pasará a conformar el legajo de éstas.