CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) prohibió la comercialización de cuatro productos elaborados por la empresa Nutrabio SRL, por contener alérgenos que no están informados en el rótulo.

Se trata de las pastas secas de harina de lenteja marca TAEQ, y de las pastas secas de porotos negros y de harina de lenteja marca Legume, a las que se les detectó gluten, a pesar de que dicen ser Sin TACC; y de la pasta seca de harina de arveja de marca Legume, que no advierte que puede contener huevo o derivados de huevo.

Mediante la Disposición 1921/2021, publicada este martes en el Boletín Oficial, el organismo informó que decidió quitar del mercado los lotes afectados. Tras una inspección sanitaria, el Departamento Laboratorio Nacional de Referencia del INAL descubrió la presencia de gluten en “la pasta seca de harina de poroto negro, RNPA: 04-070373, fecha de vto: 07/21, lote 200720, marca Legume”, lo que significa que no es apta para el consumo por parte de personas celíacas.

Las autoridades solicitaron la colaboración de la provincia de Córdoba para “realizar una auditoría en el establecimiento elaborador y así verificar Buenas Prácticas de Manufactura (BPM) de Alimentos Libre de Gluten -ALG-, tomar de muestra de los lotes involucrados y de otros lotes, como asimismo otros productos allí elaborados y verificar controles de proveedores”.

En las instalaciones de Nutrabio SRL, la Dirección de la Industria Alimenticia cordobesa comprobó que otra comida que fabrica la misma firma, la “Pasta seca de harina de arveja, Libre de Gluten, Sin TACC, Marca: Legume, nombre de fantasía: Pasta arveja fusilli, RNPA N° 04064364, RNE 04004584, lote 201116″, contenía “alérgenos de huevo”, algo que no se informa en la etiqueta del producto.

Ante esta situación, la compañía “informó que como acción correctiva decidió eliminar de la planta los alergenos derivados de huevo y leche, y propuso el retiro del mercado” de estas dos partidas contaminadas. Por todo esto, y “a fin de proteger la salud de la población y en especial a la comunidad celíaca y a la población susceptible al huevo”, es que la ANMAT decidió “prohibir la comercialización en todo el territorio nacional de los referidos productos”.