ESQUEL (ADNSUR) – Un grupo de vecinos se movilizó por las calles de Esquel en reclamo de varias de las resoluciones dispuestas por el Ejecutivo en el marco de la cuarentena por el coronavirus. La marcha de este lunes en la ciudad cordillerana, junto a otras registradas en los últimos días en localidades de Chubut, marcan una problemática común: el rompimiento de las normas y la falta de distanciamiento social entre las personas, con el consecuente revote en denuncias judiciales.

Si bien la marcha convocada en Esquel instaba a ser "autocuidada, con tapabocas y distancia”, se repitió este lunes por la tarde el incumplimiento a una de las medidas de la cuarentena administrada adoptada por el Gobierno nacional y provincial.

Preocupan movilizaciones sin distanciamiento social: ahora se reunieron vecinos en Esquel

La movilización se inició pasadas las 17 horas en pleno centro esquelense. La convocatoria fue en defensa de las fuentes de trabajo, asistencia a familias carenciadas, una hora de salida al aire libre, la restitución de los servicios de educación y salud, la situación de los comerciantes y en rechazo a la megaminería, entre otros reclamos.

Mismos escenarios se pudieron ver en los últimos días en otras localidades chubutenses. En Río Senguer, a mediados de abril, un grupo de personas se juntó y echó al empresario Cristóbal López del lugar, lo que también derivó en una denuncia de la policía de esta localidad por no respetar ni el aislamiento ni el distanciamiento social entre vecinos.

Similar situación se vivió el pasado viernes en Río Mayo cuando ciudadanos del lugar rompieron la cuarentena para participar de distintas entrevistas con el canal de noticias TN de Buenos Aires.