Un hombre que arribó a Argentina desde el exterior originó el contagio de 12 personas con la variante Delta del coronavirus, tras llegar a Córdoba procedente de Lima, Perú. El portador del virus había arribado al Aeroparque Jorge Newbery con test negativo antes del vuelo el pasado 19 de julio de 2021.

Siguiendo la línea y los protocolos, el día 21 de julio se realizó el control, seguimiento telefónico y se programó el testeo correspondiente al séptimo día, y el 26 de julio se realizó el test para el alta y el resultado fue positivo para el hombre de 62 años. Por este motivo fueron aisladas más de 160 personas para evitar que la cepa del virus se expanda por la provincia.

Entre los infectados hay cuatro menores, por esa razón fueron aisladas cinco burbujas en cuatro establecimientos educativos de la zona (tres provinciales y uno municipal).

Tweet de @EducaciónCBA

Tras la investigación epidemiológica, se identificó que el caso tuvo contacto con familiares no convivientes durante el período que debió guardar aislamiento y que a partir de entonces se detectaron 14 casos positivos en familiares asociados hasta el momento, de los cuales 13 tienen identificación de variante Delta y uno aún no se identificó.

La secretaria de Salud, Gabriela Barbás, informó a la prensa que “se está trabajando intensamente para aislar” esa nueva variante, y se están realizando “seguimientos y rastreos” a más de 200 personas por contactos con el caso cero y a las 14 personas detectadas que fueron contagiadas.

Esta mañana comenzaron los testeos en la comunidad educativa de las escuelas en la capital de Córdoba, adonde concurren los mernores de las familias con diagnósticos positivos. El infectólogo Hugo Pizzi manifestó su preocupación por la situación al sostener que “tiraron un bomba epidemiológica en Córdoba”, por lo tanto “hay que estar muy alertas por el retroceso que esto implica en el manejo de la pandemia”.

“Es un tropiezo epidemiológico de grandes dimensiones, por la indisciplina, por la falta de empatía, por la falta de sentido común de esta persona”, manifestó. Y explicó que “la gente que llega al país sabe de las medidas que deben cumplir, cómo deben comportarse, y sin embargo después viene una persona y nos tira una bomba epidemiológica de estas características, realmente enoja mucho esta actitud”.

“Por ahora hay 160 personas aisladas y controladas, pero no sabemos si hubo por ahí algún resquicio por donde el virus se escapó. Esta variante tiene una capacidad de contagio mucho mayor que las otras”, advirtió el infectólogo. Y confirmó que también hay cinco colegios con burbujas afectadas.