MADRID (ADNSUR) - El Papa Francisco suspendió este viernes todas las audiencias oficiales, ya que tras el cuadro de resfrío que presenta todavía se siente "ligeramente mal". El líder de la Iglesia católica se encuentra trabajando en su residencia, dijo el Vaticano en un comunicado, sin precisar la fuente del malestar  del sumo pontífice. 

"El Santo Padre celebró la misa esta mañana y al final, como de costumbre, saludó a los participantes, pero decidió posponer las audiencias oficiales de hoy. Los encuentros programados en Casa Santa Marta continúan regularmente", afirmó el director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Matteo Bruni.

El papa Francisco no participó ayer jueves jueves en una liturgia en la Basílica de San Juan de Letrán, en Roma (Italia), debido a una "indisposición leve", según informó Bruni.

Según publicó el sitio RT, el Papa, durante su audiencia general el 26 de febrero, parecía tener un resfrío y habló con una voz ligeramente ronca, y tosió durante aquella tarde durante el servicio del Miércoles de Ceniza en una iglesia de Roma, su última aparición fuera del Vaticano.

Este viernes el sumo pontífice tenía programado recibir a ejecutivos de Microsoft, International Business Machines Corp y otras empresas tecnológicas. Su discurso debía ser transmitido a los participantes de una conferencia en Roma sobre la ética en el desarrollo de la inteligencia artificial, de acuerdo a lo informado por la agencia Reuters.

La noticia sobre el malestar del Papa ocurre en un clima de preocupación por la epidemia de coronavirus en China y su expansión en Italia, donde los infectados superaron los 400 y suman 12 los muertos.