ESTADOS UNIDOS (ADNSUR) - Un error humano ocurrido en la planta productora de la vacuna de Johnson & Johnson en Baltimore, Estados Unidos, provocó la pérdida de 15 millones de compuestos que iban a ser utilizados en el combate contra la panemia.

El hecho ocurrió luego de que trabajadores de la planta combinaran accidentalmente ingredientes erróneos, obligando a los reguladores a retrasar la autorización de las líneas de producción y arruinando la inmensa cantidad de vacunas.

Según informó The New York Times, la planta es propiedad de Emergent BioSolutions, un socio de Johnson & Johnson y AstraZeneca, y las investigaciones develaron que se trató de un error puramente humano.

Cabe destacar que se esperaba que la inmensa mayoría de los compuestos a distribuir en las próximas semanas provinieran de la mencionada fábrica, por lo que indefectiblemente se producirá un retraso en el proceso vacunatorio no solo de Estados Unidos, sino también de gran parte del mundo.

Tras el suceso, y en vistas a evitar futuras fallas, Johnson & Johnson se comprometió a fortalecer su control de calidad sobre el trabajo de Emergent BioSolutions.