Por tercer día consecutivo, Chile registró este sábado más de 2.000 nuevos contagios de coronavirus, un rebrote que las autoridades sanitarias adjudicaron a la relajación social, por lo que instaron a la población a mantener la prudencia y acudir a los centros de vacunación para inocularse o recibir la dosis de refuerzo en un intento de frenar las nuevas infecciones.

"Reforzar estas medidas en todas nuestras actividades cotidianas es fundamental ya que con el tiempo la percepción de riesgo disminuye y debemos tener claro que la pandemia no ha terminado", señaló el ministro chileno de Salud, Enrique Paris.

En la última jornada, el Ministerio de Salud reportó 2.230 nuevas casos, lo que elevó el balance total desde el inicio de la pandemia a 1.692.877 infectados, mientras que la tasa nacional de positividad diaria fue de 3,04 %, según consignó el diario La Tercera.

"Quiero enfatizar que las vacunas han demostrado su efectividad para evitar la hospitalización y el ingreso a UCI (Unidades de Cuidados Intensivos) por Covid-19. Por eso, insistimos en el llamado a acudir a los centros de vacunación, especialmente a los mayores de 55 años que aún no reciben su dosis de refuerzo".

En ese sentido, indicó que 5,4 millones de dosis de refuerzo habían sido administradas hasta la fecha, pero que hay más de un millón de personas que podían haberla adquirido y aún no lo han hecho.

El deterioro de la situación sanitaria todavía no se refleja en la cifra de decesos, que fue de 14 en la víspera, pero sí en el número de casos activos -aquellos que pueden contagiar-, que ascendieron a 11.388, la cifra más alta desde el pasado 19 de julio, cuando se consignaron 11.575.

Con el objetivo de controlar la propagación del virus, a partir de diciembre se exigirá a todos los mayores de 55 años la tercera dosis para poder usar su carnet de vacunación, un pase gubernamental que permite asistir a eventos con mayores aforos y ser atendido en el interior de bares y restaurantes.

Las fronteras, que permanecieron cerradas al turismo durante seis meses, se abrieron el pasado 1 de octubre, aunque solo para turistas vacunados que deben hacer una cuarentena de siete días obligatoria. En el caso de los chilenos o extranjeros residentes, se debe hacer un aislamiento de cinco días o hasta que se revise el resultado de su test PCR.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!