BUENOS AIRES (ADNSUR) -  El verano se vuelve ser una época complicada para aquellas personas "propensas" a ser atacadas por los mosquitos.  E incluso suele suceder que en un mismo hogar,  hay personas que se despierten invadidas de picaduras y otras no. ¿Pero a qué se debe?, ¿ Hay un proceso de selección por parte de los moquitos?. 

El  científico de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires (UBA) e investigador independiente del Conicet,  Nicolás Schweigmann, explicó que “hay tres cosas que atraen a las hembras para encontrar sangre, que es lo que necesitan para poner huevos, que son el ácido láctico, el dióxido de carbono y el calor”.

Una de las formas clave en que los mosquitos ubican a sus “objetivos” es a través del dióxido de carbono que emiten en su respiración: utilizan un órgano llamado palpador maxilar para hacerlo. Como resultado, las personas que simplemente exhalan más gas con el tiempo -generalmente, los adultos más grandes- demostraron atraer más mosquitos que otros, explicó el especialista a Infobae.

“Una persona que tiene mayor temperatura corporal, transpira más, jadea más y va a ser más picada que alguien con temperatura corporal más baja, o alguien que recién se bañó y tiene el cuerpo fresco”, precisó. 

Además, los mosquitos encuentran a las víctimas a un rango más cercano al oler el ácido láctico, el ácido úrico, el amoníaco y otras sustancias expulsadas por el sudor, y también son atraídas por las personas con temperaturas corporales más altas.

En este sentido, debido a que el ejercicio físico aumenta la acumulación de ácido láctico y calor en el cuerpo, es probable que alguien que está entrenando o acaba de hacerlo se “destaque” por sobre el resto frente a los insectos. El mismo impacto es provocado por factores genéticos que influyen en la cantidad de ácido úrico y otras sustancias emitidas naturalmente por cada individuo, especificó. 

¿QUIÉNES ATRAEN MÁS?

Un reciente estudio aseguró que una sola botella de cerveza puede hacer a una persona más atractiva para los insectos. Sin embargo, para Schweigmann, la causa – efecto está explicada por la presencia de levadura en esa bebida, componente que emite dióxido de carbono, con lo que se explicaría por la predilección del mosquito por ese gas.

Entre las personas elegidas por los mosquitos también se encuentran las mujeres embarazadas. Los especialistas aseguran que ello se debe a que ello es resultado de la desafortunada confluencia de dos razones: exhalan aproximadamente un 21% más de dióxido de carbono, a lo que el especialista consultado sumó que “las mujeres en período de gestación tienen un promedio de temperatura más elevada que otros, debido a su mayor masa corporal”.

Y sobre el color de la ropa, por más absurdo que parezca, se sabe que los mosquitos usan la visión (junto con el aroma) para localizar a los humanos, por lo que usar colores que resalten (negro, azul oscuro o rojo) puede volver a una persona más fácil de encontrar para el insecto.