La medida de fuerza que activaron los trabajadores de la planta de Francatelli Branca en Tortuguitas sigue firme y esta semana comenzaría a hacerse visible el desabastecimiento de la popular bebida en supermercados y autoservicios.

El cese de actividades es producto de una serie de reclamos sindicales y de recomposición laboral iniciados hace meses, pero que desembocaron en un conflicto a gran escala en las últimas horas.

La empresa, al menos hasta el momento, no ha acercado posiciones con los trabajadores. "Estamos llevando a cabo una retención de tareas en la puerta de la fábrica que decidimos mantener por tiempo indeterminado. Esto, hasta que la empresa de solución a los reclamos que venimos levantando hace bastante tiempo y que una y otra vez niegan o buscan dilatar", comentaron voceros de los empleados.

"Entre estas demandas que también notificamos al Ministerio de Trabajo, se levantan muchos problemas de seguridad y estructurales dentro de la fábrica las cuales son posibles causales de accidentes. También pedimos una recomposición salarial y el pago semestral de vouchers de mercadería para poder hacer frente al deterioro que sufre nuestro sueldo día a día por el avance de la inflación y que, sin lugar a dudas, empeorará luego de las elecciones de noviembre", añadieron.

Este lunes, los empleados de Francatelli Branca iniciaron un corte en la colectora ramal Pilar y una concentración frente a los portones de la planta. Los representantes gremiales en esa compañía exigen el pase a planta permanente de 11 operarios contratados y un incremento salarial del orden del 35 por ciento, informó iProfesional.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!