CÓRDOBA (ADNSUR) - En la mañana de este jueves se llevó a cabo una conferencia de prensa en la que se anunció la suspensión del Festival Nacional de Doma y Folclore de Jesús María, por cuestiones sanitarias ante  la pandemia de coronavirus.

Se trata de la primera vez en 56 años que se suspende el tradicional y popular evento: “Es inviable pensar un festival masivo, rentable sin correr riesgos. Estamos pensando en la salud de todos. No solamente de los que vienen, de la prensa, de los voluntarios”, dijo Nicolás Tottis, presidente del festival.

Además, agregó que barajaron la posibilidad de hacerlo en otra época del año (algo que fue replicado por la prensa días atrás) pero se encontraron con otras dificultades como la masividad, con la posibilidad de que la gente no pueda acompañar el evento en otra fecha. 

“Queremos volver a hacerlo con diez noche, no queremos hacerlo con menos de esa cantidad”, señaló y agregó que “nuestra esencia de trabajo es el voluntariado y si lo hacemos en otra época del año nos faltaría esa materia prima que son más de mil personas”.

La comisión directiva se reunió el martes para deliberar el futuro de la edición y ahí se analizaron las distintas posibilidades. En el mismo comunicado se analizó también la situación económica de las empresas que apoyan el evento y si bien Tottis dijo que no le sacaron el apoyo al festival, todo se ha puesto muy "complejo", así lo informó el diario La Voz.

EL COMUNICADO

Después de anunciar la baja del festival este 2021 en la conferencia, la comisión emitió un comunicado en el que reza: “Debido a la alta convocatoria que produce nuestro Festival, hace imposible mantener un control adecuado sin poner en riesgo la salud de vecinos y turistas. Estamos convencidos que esta decisión resguardará a colaboradores, artistas, gente de campo, empresas, espectadores, gastronómicos y artesanos quienes engrandecen y dan prestigio al Festival Nacional de Doma y Folklore”