El Gobierno de Córdoba otorgará licencia obligatoria y sin percepción de haberes a los empleados públicos mayores de 60 años que integran los grupos de riesgo por comorbilidades, que no hayan querido recibir la vacuna contra el coronavirus.

El secretario general de la Gobernación, Julio Comello, en declaraciones a Cadena 3, adelantó que por el momento la decisión alcanza a los empleados públicos mayores de 60 años con comorbilidades que “se niegan a recibir la vacuna”. Y sostuvo que la medida está contemplada en una resolución conjunta entre el Ministerio de Salud de la Nación y el de Trabajo, emitida en abril último y que se aplicará en la provincia de Córdoba.

La resolución “refiere solamente al grupo de trabajadores que estaban dispensados del trabajo presencial por tener algún factor de riesgo, principalmente los mayores de 60 años con alguna comorbilidad”, detalló Comello.

Empleados públicos que integran ese grupo pueden ser convocados a trabajar de manera presencial una vez que están inoculados, por lo tanto si se los convoca y no pueden concurrir porque se niegan a recibir la vacuna, “se les respeta ese derecho, pero se considerará inasistencia justificada y sin goce de haberes”.