En Buenos Aires, en Córdoba, en Egipto. El taxi para mascotas es un servicio en distintas partes del mundo y ahora, en plena pandemia y por el párate en su actividad, Marcelo Degrandi (51), referente del rubro de eventos, lanzó un servicio de taxi para perros de Comodoro Rivadavia.  

En diálogo con ADNSUR, Degrandi explicó las razones que lo llevaron a impulsar este incipiente emprendimiento.

“En nuestro rubro estamos muy complicados fundamentalmente porque no se puede bailar. El concepto de cena burbujas lo incentivé yo, lo charlé con Maximiliano Sampaoli (secretario de Gobierno municipal) y comenzamos. Pero estamos muy complicados desde ese lado, porque hoy por hoy un cumpleaños de 15 no es rentable y las exposiciones tampoco se hacen. Estamos muy resentidos como industria, entonces me puse a indagar qué nicho se podía trabajar que no haya y éste es uno de ellos”, explicó.

Por la pandemia su rubro quedó parado y ahora lanzó un servicio de taxi para perros de Comodoro

Degrandi asegura que “en Argentina hay en varios lugares en los que se presta el servicio, pero no está tan desarrollado”. 

Hay empresas que incluyen el servicio de traslado a otro país, con una persona que te acompaña, para que no sea un paquete, que lo ayuden, que lo cuiden, entonces es como muy amplio. Y en Comodoro hay mucha gente que no tiene vehículos. Entonces muchas veces la gente no tiene cómo llevar su mascota a la veterinaria o tenés el caso que un viernes a la noche, un sábado o domingo no tenés a quien llamar o cómo llevarlo, entonces tendríamos un listado de las veterinarias que hacen urgencias, pero la idea es siempre poner un valor agregado”.

REINVENTARSE EN PANDEMIA

Degrandi llegó hace 12 años a Comodoro Rivadavia. Vino desde Buenos Aires para trabajar en una casa de computación y hacerse cargo de un salón de eventos que habían iniciado sus jefes.

Cuando se dividió la sociedad, quedó una fiesta pendiente. La mujer afectada le preguntó si se animaba a hacerla y así arrancó con Eventos Comodoro, la empresa con la que trabajó en los últimos 10 años. 

En plena pandemia él es una de las voces que se escuchan en radios y entrevistas. Mantiene reuniones con autoridades, y mientras tanto trata de buscarle la vuelta a este difícil contexto. Por esa razón, apuntó al servicio de taxi para mascotas, obteniendo una buena respuesta en veterinarias.

“Ya estuve en seis veterinarias y a todas les gusto, dijeron que ya se lo habían pedido y hasta ahora no hay nada. Si me llaman de los kilómetros voy, pero la idea es ir abarcando por barrio, un radio de unos 8 o 10 kilómetros a la redonda”, dice a ADNSUR.

La pregunta que surge es ¿Cuál es el valor del servicio? Marcelo lo aclara. “El valor del servicio se calcula por distancia. Hice un cálculo aproximado de acuerdo a lo que te cobran los remises, los taxis, pero arrancamos con una tarifa económica. No es la idea especular ni hacerse millonario, sino brindar un servicio y tener una fuente laboral porque le doy laburo a 20 personas y tengo que buscar la forma de poder involucrarnos porque es una responsabilidad, más allá de las deudas y los compromisos”, sentenció.

En otros paises del mundo este servicios ya se brindan hace tiempo.
En otros paises del mundo este servicios ya se brindan hace tiempo.