ESTADOS UNIDOS (ADNSUR) - Una camarera de un restaurante de Michigan, Estados Unidos, se llevó la sorpresa de su vida cuando trabajaba en la víspera del Año Nuevo. Una pareja de clientes habituales, que solo consumió 23 dólares en comida y bebida, le dejó una propina de U$S 2.020.

La mesera del restaurante Thunder Bay River quedó "en completo shock" tras percibir la cuantiosa suma que estaba en la mesa junto con un papel que decía "Feliz año nuevo. 2020 de cambios".

La mujer, que se llama Danielle Franzoni, relató a la prensa local que comenzó a llorar al ver la propina de sus clientes y le preguntó a su jefe si la cantidad era correcta. "Esas cosas no les pasan a las personas como yo", dijo la mujer.

La mujer es madre soltera de tres hijos cuya custodia está luchando por recuperar después de haber superado su adicción a las drogas y el alcohol.

Esta inesperada cantidad de dinero le va a ayudar a volver a casa estos días y a sacarse el carné de conducir para poder ir a ver a sus hijos más a menudo.