SANTA FE - El gobernador santafecino, Omar Perotti congeló mediante un decreto su salario y el de sus funcionarios por 180 días. Así, busca transmitir un mensaje de austeridad en medio de una mala situación financiera de su provincia.

Según informa El Cronista, la medida alcanza a los sueldos de sus ministros, autoridades superiores y personal de gabinete de la administración pública provincial centralizada y descentralizada, empresas y sociedades del Estado y de otros entes públicos.

Al asumir el pasado 10 de diciembre, Perotti había denunciado el estado deficitario de las finanzas públicas provinciales, acusando del mismo a la administración socialista anterior.

Por la crisis, el gobernador no pudo cumplir con el pago de haberes de empleados públicos, y estableció -tal como lo hace Chubut desde el año pasado-, un calendario escalonado.

La ley de emergencia que intentó Perotti que sea aprobada por la legislatura santafecina encontró un fuerte rechazo entre los diputados de la oposición y no prosperó.

Como parte de su estrategia para paliar la situación económica provincial, el mandatario dió licencia durante enero a todos los empleados de la administración pública.