RÍO GALLEGOS - Ante el creciente número de casos confirmados de coronavirus en la capital santacruceña, la cantidad de camas disponibles en las Unidades de Terapia Intensivas están al borde de su opcupación completa. Por esto, autoridades sanitarias decidieron trasladar pacientes al hospital de El Calafete.

De acuerdo al último informe del Ministerio de Salud y Ambiente, la ocupación de camas UTI llegó al 94,4% en Río Gallegos, contra el 44,4% en el promedio provincial, según apunta La Opinión.

Los casos activos en Río Gallegos ya son 1.277, y la ciudad suma 16 fallecidos hasta el momento por covid-19.

En este escenario, el Hospital SAMIC de El Calafate comenzó a recibir a los primeros pacientes derivados de Río Gallegos. Según informó el portal Ahora Calafate, el día martes aterrizó un avión sanitario en la villa turística con una persona que fue trasladada al área de cuidados intensivos, y se estaría gestionando la derivación de un segundo paciente.

El director ejecutivo del SAMIC, Dr. Osvaldo Cordano, indicó que se aceptarán derivaciones de pacientes que no tienen coronavirus. En diálogo con FM Dimensión, explicó que se podrán trasladar sólo si su problema de salud no está relacionado con el coronavirus, o porque ya se recuperaron pero necesitan aún de cuidados intensivos.

“Sabemos que el Hospital Regional está en una situación bastante ajustada con respecto a las camas de internación. Y nosotros no tenemos problemas en ser receptivos y además debemos solidarizarnos con aquellos que necesitan”, sostuvo Cordano.

Además, señaló que se ha enviado a una doctora terapista a la UTI de Río Gallegos, y “estamos evaluando la posibilidad de enviar dos enfermeros más para ayudar en la contingencia que están padeciendo”, agregó.

Cordano detalló también que en el edificio anexo al nosocomio se acondicionaron 24 camas con oxígeno central. “Esto permite a futuro poder realizar internaciones en ese lugar”, agregó.

En tanto el responsable de gestión del paciente del SAMIC, Dr. Matías Walker, también dio detalles en declaraciones radiales y dijo que "si se llega a necesitar de otro lado, también podemos recibir". "Lo importante es que no estén en la etapa aguda de la enfermedad, para no traer pacientes enfermos a un lugar donde lo tenemos controlado", subrayó

Fuente: La Opinión