BOLIVIA (ADNSUR) - Llegaron 1.100 dosis de la vacuna rusa Sputnik V a la ciudad boliviana de Trinidad, en el noreste del país, y de inmediato desató la polémica ya que apenas las bajaron del avión, las cargaron en el camión frigorífico de una distribuidora de pollos.

Se trata de las dosis que trajo la Argentina en un avión de Aerolíneas Argentinas tuvieron que ser trasladadas desde el aeropuerto Jorge Heinrich hasta la capital de la provincia de Beni, en el colorido camión de la empresa de pollos Gabriel, porque  aseguran que “hubo un desperfecto” en el vehículo dispuesto inicialmente por el Servicio Departamental de Salud (Sedes).

Polémica en Bolivia: transportaron las vacuna contra el Covid en un camión de reparto de pollos

En un comunicado, el director  regional del Sedes, Erick Vallejos, señaló que: “Es una empresa frigorífica que también hace transporte de alimentos, de consumo humano, y que se utilizan para garantizar la adecuada conservación. No podíamos transportar en otro tipo de vehículo porque sino íbamos a desperdiciar la vacuna”, se justificó el director regional del Sedes, Erick Vallejos, al diario Página Siete. En un comunicado, el organismo aseguró que el vehículo fue desinfectado antes del traslado de las vacunas, indicó TN.

Arturo Murillo, exministro de Interior del gobierno de facto de Jeanine Añez y crítico del Gobierno de Luis Arce, ironizó con un mensaje en Twitter en el que señaló que “Bolivia agradece a Pollos Gabriel por despliegue de transporte en Trinidad para vacunas rusas no certificadas”.

Arturo Murillo on Twitter