Una nueva polémica se sumó este martes en relación a la vacunación contra el coronavirus en el país, luego de que el presidente de la Unión Industrial (UIA), Daniel Funes de Rioja, anticipara que se pedirá al Gobierno penalizar con el no pago de salarios a los trabajadores que no estén vacunados.

"El que no quisiera vacunarse, no podrá ingresar a trabajar", manifestó el dirigente en diálogo con la prensa previo a asegurar que "hay países que ya tienen normas de derecho de exclusión".

En ese sentido, aseguró que ya está en conversación con el Gobierno para adecuar esta norma a nuestro país, en una medida que, de aprobarse, no será obligatoria y "lo decidirá cada empleador".

"La vacuna existe, tengo el derecho a no adoptarla, pero existe el cese de dispensa. Respecto a las charlas con los sindicatos, lo veremos sector por sector", justificó el empresario.

Por otro lado, y ante la consulta sobre los alcances de la normativa, explicó que "es el pensamiento de la UIA, y no estamos hablando de despidos, sino de la posibilidad de no pagar el salario a aquellos que no estén vacunados". 

De esta manera, concluyó afirmando que la intención gira en torno a que quien quiera ejercer su derecho a no vacunarse lo pueda hacer, pero sin contraponer su decisión con el derecho de la empresa de no abonarle su sueldo hasta tanto se vacune o se decrete el fin de la pandemia.