Un abuelo oriundo de Montana, Estados Unidos, podría ser condenado a 100 años de prisión en el marco de la causa que lo acusa de torturar y asesinar a su nieto de 12 años.

El acusado, James Sasser Jr, se declaró culpable el pasado viernes y se le impuso  un cargo de homicidio deliberado del menor, quien se había mudado con él tras la muerte de su padre.

De acuerdo a los reportes policiales el cuerpo del niño fue hallado sin vida el 3 de febrero de 2020, con numerosas heridas y golpes producidas no solo por su abuelo, sino también por otros miembros de la familia que lo sometieron a maltratos tanto verbales como físicos.

Según se supo, el grupo familiar documentó y guardó videos de ellos mismos torturando al chico, sfixiándolo, bañándolo con agua caliente, golpeándolo con un remo y otro tipo de objetos.

Al ser sometidos a un interrogatorio policial argumentaron que las lesiones se las había producido el menor por accidente, pero luego se comprobó que ellos habían sido los responsables.