RÍO GALLEGOS (ADNSUR) - El Consejo Provincial de Educación de Santa Cruz no sancionará a los docentes que utilicen lenguaje inclusivo en sus clases. El tema generó debate entre los vocales e incluso algunos aseguran que la mayoría de la sociedad no está de acuerdo.

El debate por el uso del lenguaje inclusivo sigue vigente en el país y en varias partes del mundo. Muchos lo critican mientras gran parte de la población quiere instalarlo. 

En ese contexto, la ministra de Género de la provincia de Buenos Aires, Estela Díaz, propuso usarlo en toda la administración pública, lo que deberá definir el gobernador Axel Kicillof. 

En Santa Cruz, durante la última sesión del año 2019 en el Consejo Provincial de Educación, y a instancias de un proyecto presentado por el Gobierno en manos de Celina Mancilla -actualmente secretaria de Gobierno Municipal, pero que hasta el pasado 10 de diciembre justamente fue Vocal por el Poder Ejecutivo ante el CPE-, lo que se hizo fue “aceptar el uso del lenguaje inclusivo”. Así lo informó el vocal por los docentes, Nicolás Pereyra, en diálogo con TiempoSur.

Aclaró que “de ninguna manera se impone que los chicos o el docente escriban o hablen utilizando el lenguaje” inclusivo.

Mencionó que el proyecto también buscaba el propósito de eliminar del ámbito educativo las desigualdades respecto de las formaciones de los chicos a la entrada o en los actos, que no se siga distinguiendo a nenes por un lado y nenas, y que también esto se lleve adelante con el armado de los registros, donde se acomodaran los nombres por orden alfabético.

“La idea es romper un poco con esos esquemas dado que son tiempos de igualdad, mientras que en el tema del lenguaje inclusivo desde el CPE argumentaron que algunas universidades y escuelas lo toman como válido”, resumió Pereyra.