PUERTO MADRYN - En este marco de aislamiento social preventivo y obligatorio que provocó la reducción de actividades industriales y comerciales, e incluso el cese total de muchas de ellas, desde la compañía productora de aluminio informaron un plan de crisis acordado con los sindicatos que agremian a los trabajadores de la planta, la UOM y la UOCRA.

"Empezamos a esbozar un programa de emergencia el 15 de marzo, y el 20 quedó establecido una reglamentación que obligaba a una serie de sectores a parar la producción", expresó Javier Madanes Quintanilla en diálogo con El Chubut.

En ese sentido, explicó que para obedecer las medidas Aluar debía "dejar en funcionamiento la planta con los mínimos volúmenes que permitiera recuperar la estructura productiva cuando la pandemia pasara".

“Eso a nosotros nos llevó a bajar el ritmo de la producción a un 50% de la capacidad de la planta, que es donde hoy estamos operando", dijo y explicó que en este escenario habrá rotación del personal, con excepción de aquellos que están dentro de los grupos de riesgo, que tienen licencia.

Foto fuente: El Chubut
Foto fuente: El Chubut

Tras poner en marcha esas medidas, los gremios y la empresa comenzaron a negociar opciones salariales que redizcan el impacto en los bolsillos de los trabajadores.

Así, en conjunto con la UOM (Unión de Obreros Metalúrgicos) y la UOCRA (Unión de Obreros de la Consrucción de la República Argentina), este jueves acordaron que, junto con la reducción al 50% del funcionamiento de la planta -operada por el personal en turnos rotativos por quincena- los trabajadores empleados cobrarán el 70 por ciento del total del suelo, aunque sólo trabajarán medio mes.

De esta manera, durante los días que trabajen los empleados cobrarán el 100%, mientras que las horas que no trabajen, tendrán un descuento del 30%.

En cuanto a los trabajadores que están de licencia por pertenecer a grupos de riesgo -mayores a los 60 años o con patologías preexistentes- percibirán el 100 por ciento del sueldo.

"Estamos operando con una concurrencia aproximada de la mitad de la gente y eso permite manejar protocolos sanitarios muy severos, que son los que hemos implementado y así poder sortear toda esta etapa", destacó Madanes Quintanilla a El Chubut

El empresario remarcó que "estamos navegando en una situación de emergencia de características únicas, porque nunca hemos vivido una catástrofe a nivel internacional", y que en este contexto "vamos sobre la marcha tratando de asegurar que cuando esto termine, quede asegurada la capacidad de empleo y durante el tránsito de la pandemia, los empleados puedan pasar esta etapa en las mejores condiciones posibles”.

“Aluar está poniendo todo su esfuerzo como para que esto sea así y para que ni bien estén las condiciones para retomar la actividad a full, siempre y cuando estén cubiertas las condiciones sanitarias, no tengan la menor duda que lo vamos a hacer”, finalizó.