ALASKA (ADNSUR) - Una masiva campaña de redes sociales se volvió tendencia en las últimas horas por su objetivo: que liberen a un hombre que salía a cazar pedófilos con un martillo.

Se trata de Jason Vukovich, 'el vengador de Alaska', quien cumple una condena de 23 años de prisión en la cárcel de Anchorage tras haber atacado a tres hombres con cargos por abuso sexual infantil en Alaska.

En base a sus dichos, su método consistía en identificar a los abusadores consultando el registro de delincuentes sexuales que hay en internet, y a partir de ahí buscarlos, atacarlos a martillazos y robarles.

En julio de 2023 el detenido estará en condiciones de pedir la libertad condicional, y es por eso que su media hermana, Angélica Lozano, pide su liberación a través de una campaña donde busca recaudar los 10 mil dólares necesarios para la fianza.

Lozano explicó que Vukovich había sido víctima de los abusos de su padrastro en su infancia, quien había sido condenado por dicho delito pero nunca llegó a ir a la cárcel y se le permitó regresar con su hijo cuando él tenía 13 años.

"Pensé en mis horribles experiencias cuando era niño y sentí el abrumador deseo de hacer algo. Tomé el asunto en mis propias manos y agredí a tres pedófilos", explicó Jason sobre su actitud a través de una carta pública difundida por él mismo.