Facundo Morales Schoenfeld, alias Camilo, está  acusado de ser miembro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) fue herido durante las protestas posteriores a la renuncia de Evo Morales en noviembre de 2019.  Tras recuperarse y cumplir un año de arresto, regresó a la Argentina.

A principios de noviembre fue detenido en la localidad de Trevelin por la Policía Federal, tras un requerimiento de la Justicia de Colombia por “secuestro extorsivo agravado, fabricación, tráfico y porte de armas de fuego, municiones de uso restringido de uso privativo de las fuerzas armadas y utilización ilegal de uniforme e insignias”.

 La Justicia colombiana lo acusa además de ser miembro activo de las FARC y lo señala como partícipe del secuestro durante 20 meses de un concejal del municipio de Garzón Huita. Se encuentra detenido en el penal de Rawson.

La Comisión para la Liberación de Facundo Línea Centenario reclamó en las últimas horas que el hombre - hijo del juez de paz Hugo Morales -  que sea puesto en libertad atento a que en Argentina ni siquiera tiene una multa.

Facundo Morales fue detenido el pasado 7 de noviembre en Trevelin. Foto: archivo
Facundo Morales fue detenido el pasado 7 de noviembre en Trevelin. Foto: archivo

En tanto, Vicente Zito Lema, abogado,  pidió al Gobierno Argentino que no lo expulse del país tras el requerimiento de captura emitido desde Colombia porque allí es "donde realmente se violan los Derechos Humanos. Esa extradición sería prácticamente condenarlo a poner su vida en grave riesgo", dijo.

Y señaló que Molares, un fotoperiodista de 46 años, "es un hombre de bien, comprometido con las mejores tradiciones humanísticas. "El gobierno argentino, debe meditar bien sus actos, debe hacerse cargo de sus responsabilidades históricas con la Patria Grande. No debe entregar a un preso político, a un luchador inocente, comprometido con la vida digna para todos", concluyó según publica Radio 3.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!