El director del Hospital Regional de Comodoro Rivadavia, Eduardo Wasserman, confirmó a ADNSUR que este jueves habrá una importante reunión con autoridades del Área Externa de Provincia y del municipio, para avanzar en una propuesta que busca descomprimir la demanda existente en la guardia del Hospital.

“Queremos que lo que venga a la guardia sea urgente y lo demás, lo que uno supone que puede tener un mal, ir a los CAPS cerca de su lugar de hábitat y en base a eso, el médico o el enfermero que lo va a atender, lo derivará en caso de urgencia o se llamará a una ambulancia”, explicó.

En este marco, el médico aclaró que los CAPS no atienden urgencias. “El caso grave viene directamente al hospital”. Sin embargo, explicó que “ muchas veces la guardia se colapsa justamente  por estas cuestiones, porque vienen por un resfriado simple o un esguince que se puede solucionar en un CAPS momentáneamente”.

Esperan que la apertura del anexo genere un alivio en la demanda para  casos leves y moderados. Foto: archivo
Esperan que la apertura del anexo genere un alivio en la demanda para casos leves y moderados. Foto: archivo

Por otro lado, el director del Hospital Regional evaluó que la situación por la segunda ola de coronavirus:  “No es tan fuerte como fue agosto o septiembre del año pasado,  ni tan liviano como lo fue enero o febrero. Estamos teniendo casos”, dijo tras señalar que la ocupación de camas es “dinámica” ya que  a veces por la mañana hay camas libres y después se completan.

Wasserman afirmó que está trabajando en ver qué espacios se pueden habilitar dentro del hospital, y recordó que el año pasado, durante la primera ola, se contaba con camas de terapia intensiva pediátrica pero este año ya no. Por lo que destacó próximamente la apertura del anexo hospitalario, ya que allí se podrán atender casos leves y moderados con requerimiento de oxígeno que “para nosotros va a ser realmente un alivio”, concluyó.