Este martes al mediodía se concretó una reunión clave en Fontana 50 para avanzar con el proyecto que el Gobierno tiene previsto presentar en el corto plazo. Participaron autoridades del gobierno y Petrominera que integran el directorio de Ingentis. El encuentro se realizó a puertas cerradas, con total hermetismo.

El Chubut pudo confimar que el directorio de Ingentis está integrado por Pablo Korn en la presidencia, Rafael Cambareri como vicepresidente y Monesterolo como secretario. Apuntan a cerrar un contrato favorable con Cammesa para sumarse al interconectado y venderle energía a la estatal. Para ello, cuentan con obtener el apoyo del Gobierno Nacional.

COMPLICACIONES

Al parecer, cuando asumió la nueva conducción de Ingentis se encontró con que Petrominera todavía le debe varias cuotas a Pampa Energía por aquella compra del 30 por ciento, lo que complicaría por el momento la reactivación de la empresa. Según confiaron las fuentes, el ex fiscal de Estado, Blas Meza Evans, habría recomendado al gobierno anterior suspender los pagos por Ingentis, luego de que denunciaran presuntas maniobras fraudulentas en la Justicia.

A raíz de esta medida, el ex gobernador Martín Buzzi habría tomado la decisión de guardar los fondos destinados para esas cuotas en pesos en una cuenta del Banco Chubut. Para el Gobierno actual esta decisión «unilateral» no tendría ningún fundamento, puesto que nunca se abrió la causa judicial denunciada por Meza Evans.

Por lo tanto, en la mirada de la nueva conducción, el gobierno anterior y la otra conducción, Petrominera habría incurrido en un «perjuicio» contra el Estado provincial y la empresa estatal. Esta cuestión quedó en manos de los asesores letrados. No descartan pedirle explicaciones al ex presidente Oscar Cretini.

Así las cosas, la conducción de Petrominera tendría todas las intenciones de terminar de pagar las cuotas, pero el dinero guardado en pesos en el Banco Chubut no alcanzaría a compensar las deudas, dijo una fuente involucrada en el proyecto. Algunas versiones apuntan a que el gobierno anterior dejó de pagarle las cuotas a Pampa Energía en noviembre del 2014. Si esto es así los fondos no estuvieron ajenos a la devaluación.

PRECIO DE LA TURBINA

El otro misterio pasa por el valor real de la turbina. Una fuente cercana al Gobierno dijo a este diario que cuando comenzó el proyecto compraron la turbina por un valor de 37 millones de dólares. El ministro de Hidrocarburos, Sergio Bohe, dijo públicamente que hoy la turbina cuesta 40 millones de dólares.

Lo que no se explica es que en junio del año pasado, el gobernador Martín Buzzi licitó la turbina por 12 millones de dólares pero no hubo compradores, según informaron oportunamente. Una versión alternativa que surgió en las últimas horas, reveló que en aquella oportunidad Pampa Energía habría querido comprar la turbina General Electric por 800 mil dólares, para sumarla al proyecto de Güemes, en Salta.