El Sindicato de Petróleo y Gas de Neuquén, Río Negro y La Pampa advirtió sobre la intención de paralizar la actividad ante la falta de respuestas, para que los trabajadores del sector - unos 30 mil - reciban la vacuna contra el coronavirus. 

El plazo del gremio para obtener una respuesta es de una semana, sino indicaron, los trabajadores se quedaran en sus casas "aislados" y la actividad se frenará.

Guillermo Pereyra, secretario General del sindicato de Petróleo y Gas de Neuquén, Río Negro y La Pampa, indicó que la fecha de plazo para obtener una respuesta se fijó para el 11 de junio.  Y si no tienen obtienen una respuesta de los gobiernos provinciales y nacional para la vacunación de cerca de 30.000 empleados, se aislará a los trabajadores en sus casas y se detendrá la producción en los yacimientos, entre ellos los de Vaca Muerta.

“Esperaremos hasta el viernes próximo, sino vamos a retirar a los compañeros de los yacimientos. Que se aíslen en sus casas, no podemos estar exponiéndolos permanentemente. Nos han fallecido 7 compañeros en dos semanas”, dijo el secretario general a Infobae.

 "No es una medida de fuerza o de acción directa. Es una medida de prevención hasta que que el virus deje de circular para poder salir a trabajar tranquilamente”, explicó.

El sindicato petrolero denunció casos de contagios e inclusos muertes por Covid19. Y pese a que intentaron  comprar 300.000 dosis en forma directa, aseguraron que no lo lograron porque los laboratorios sólo venden a Gobiernos.

“Nosotros queremos comprar 300.000 dosis, que son para 150.000 personas. Y nosotros tenemos unos 25.000 trabajadores, serán 30.000 las vacunas que necesitamos. Serían 60.000 dosis, y el resto las queremos donar a Rio Negro y Neuquén. Teniendo las vacunas propias el ministerio de Salud provincial va a empezar a poner a disposición esas vacunas. Nosotros como contrapartida al excedente de vacunas que tenemos la ponemos a disposición para el resto de la población”, agregó. “Esa es nuestra propuesta y no tenemos respuesta”, concluyó.