COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - En octubre del año pasado, el Sindicato Petrolero Chubut había firmado un acuerdo correspondiente a la paritaria 2020, que contempló un aumento del 16,2 por ciento retroactivo a septiembre, además de dos sumas fijas de 30.000 pesos cada una (la segunda, prevista para febrero pero anticipada a enero de este año) y un 10 por ciento adicional a partir de marzo. Al considerarse otro 5 por ciento otorgado en abril del año pasado, la pauta salarial 2020 redondeó alrededor de un 32 por ciento.

Para este año, con el petróleo en un proceso de recuperación, la expectativa podría estar por encima de esa referencia, que también está cercana a la meta planteada por el ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, para lograr contener la inflación en el límite del 29 por ciento que se ha fijado en el presupuesto nacional 2021.

El secretario general de Petroleros Chubut, Jorge Ávila, confirmó la reunión del próximo miércoles con todos los líderes sindicales del sector petrolero, para empezar a delinear una estrategia conjunta, pero evitó hablar de porcentajes. "Va a ser una paritaria difícil, sin dudas, pero tenemos que lograr las herramientas para que nuestra gente esté en una mejor situación", anticipó sobre los objetivos con lo que se iniciará la ronda de encuentros. 

Nuevo equipo en Pampa del Castillo

En otro orden, Avila detalló que ante la puesta en marcha del nuevo equipo de perforación por parte de CAPSA en Pampa del Castillo, se realizó este lunes una asamblea en el yacimiento, para requerir a la empresa el acondicionamiento de las instalaciones.

"Son problemas buenos, porque a medida que salen más trabajos se da la posibilidad de ir arreglando lo que veníamos peleando siempre, con los comedores y nuevas instalaciones –indicó-.  Ahora que se vuelve a restaurar el trabajo,  tendríamos que tener el beneficio de que las instalaciones  se pongan en buenas condiciones. Hay cosas que quedaron de la anterior operadora y que ahora se podrán refaccionar y habilitar un nuevo año pensando ya en el trabajo futuro y no tanto en la pandemia".

Al enumerar otras actividades, anticipó que el martes 9 de marzo "tenemos reunión con gente de YPF, por el llamado a licitación de un servicio eléctrico y participaron empresas que no tenían nada que ver con el sur ni están radicadas en la ciudad. Tenemos también otros conflictos que queremos corregir, a medida que vayan saliendo los equipos de trabajo.