COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – La ubicación como zonas de Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) en la que el Gobierno Nacional colocó por medio de un decreto a los departamentos chubutenses de Escalante y Biedma generó controversias en cuanto al alcance real de la medida en la población.

Si bien las restricciones que el gobierno nacional impuso para decenas de departamentos de todo el país en los que se consideró que la situación por el coronavirus es más grave por la circulación de casos y la situación del sistema de salud, finalmente terminan siendo los gobernadores y los intendentes quienes, en base a acuerdos y el uso de “muñeca” para adaptar las medidas, terminan definiendo lo que se puede y lo que no se puede en sus respectivas jurisdicciones.

Ni bien se conoció el decreto en las primeras horas del lunes, desde ADNSUR se consultó a autoridades provinciales y comodorenses, y la respuesta extraoficial inicial fue la misma: “no debería cambiar demasiado para la gente porque vamos a administrar las medidas a partir de la realidad que ya se viene dando”.

El decreto del presidente Alberto Fernández es claro en un punto que involucra a Comodoro-Rada Tilly  y los departamentos o partidos de hasta 500 mil habitantes: “podrán disponer nuevas excepciones al cumplimiento del 'aislamiento social, preventivo y obligatorio' y a la prohibición de circular con el fin de autorizar actividades industriales, de servicios, comerciales, sociales, deportivas o recreativas".

Sobre este punto se aclara que, para cualquier modificación de importancia, deberán contar con la aprobación previa de las autoridades sanitarias provinciales y la implementación de protocolos estrictos que contemplen las distintas recomendaciones e instrucciones de la autoridad sanitaria nacional.

De esta forma, en las primeras horas del martes, ante el feriado administrativo del lunes, tanto a nivel provincial como municipal podrían comenzar a analizarse las medidas que se dispondrían que acomoden la realidad local a lo previsto por el decreto nacional.

Según se estableció en el decreto, además son los gobiernos provinciales los que continúan manteniendo la facultad para, en caso de detectar situaciones de riesgo de propagación del virus, disponer el aislamiento preventivo respecto de personas que ingresen a las provincias provenientes de otras jurisdicciones por un plazo máximo de 14 días.

El gobierno dispuso a través del decreto 792/2020 cómo continuarán las restricciones y flexibilizaciones en todo el país y prorrogó el Distanciamiento Social Preventivo y Obligatorio (Dispo) y el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (Aspo) hasta el 25 de octubre, en el marco de la emergencia sanitaria establecida ante la pandemia de coronavirus.

En cuánto al Aspo, la norma contempla: "Quedan prohibidas en todos los lugares alcanzados por el artículo 9° del presente decreto, las siguientes actividades:
1. Eventos públicos y privados: sociales, culturales, recreativos, deportivos, religiosos y de cualquier otra índole que impliquen la concurrencia de personas.
2. Centros comerciales, cines, teatros, centros culturales, bibliotecas, museos, restaurantes, bares, gimnasios, clubes y cualquier espacio público o privado que implique la concurrencia de personas.
3. Servicio Público de Transporte de pasajeros interurbano, interjurisdiccional e internacional, salvo para los casos previstos en el artículo 22 de este decreto.
4. Turismo.