Pese a que tanto en el país como a nivel local en las últimas semanas se flexibilizaron decenas de protocolos para actuar en medio de la pandemia de coronavirus, los velatorios en la ciudad deben seguir siendo de solo 15 minutos.

Todo en caso que el análisis de PCR sobre el fallecido arroje negativo sobre una muerte por covid, ya que en ese caso es cremado o enterrado directamente.

Así publicó El Patagónico, que destacó que más allá de las distintas pautas que se flexibilizaron a nivel provincial, no ocurrió lo mismo con los velatorios.

Desde la Sociedad Cooperativa Popular Limitada (SCPL) informaron  que se mantiene el mismo protocolo establecido hace meses que implica una extensión de 15 minutos para darle el último adiós a un ser querido.

“El último decreto no afectó a los velorios. Si es bajo techo, mantenemos la misma situación: básicamente es respetar los quince minutos. No siendo COVID positivo se le permite una despedida de 15 minutos y dependiendo la situación hacemos una extensión de media hora. Solo si son respetuosos del protocolo que no se aglomere la gente al lado del féretro y que vayan circulando para despedir al fallecido. Todo esto, básicamente, es para la protección de nuestro personal”, aseguró  Víctor Santana, responsable del Servicio Solidario de Sepelios de la SCPL.