COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El director del Hospital Regional de Comodoro Rivadavia, Eduardo Wasserman, aseguró que al detectarse el robo de vacunas rusas contra el coronavirus, del que ADNSUR informó como primicia este lunes, se aportaron a la Justicia las grabaciones de las cámaras de seguridad del lugar.

En declaraciones exclusivas a ADNSUR, Wasserman confirmó el faltante de las 30 dosis de la segunda etapa de la vacuna rusa Sputnik-V y resaltó que el tema fue descubierto por responsables de la Área Programática, que además inició un sumario interno.

"Tomé conocimiento de esto en los últimos días por la dirección del Área Programática y se dispuso una investigación, que se pasó a la Fiscalía", encabezada por Andrea Rubio, indicó.

"Desde ese momento comenzó una investigación sobre las cámaras, se consultó a los agentes de seguridad y ojalá se determine todo", resaltó el médico.

Según su percepción, "en los próximos días" debería contarse con el resultado de esas pericias sobre las filmaciones de las cámaras que filman los movimientos del lugar.

Wasserman resaltó que el Hospital Regional cedió a la Area Programática el espacio para la vacunación, que se trata de un consultorio "que se acaba de inaugurar, donde todo el mundo se colocó la vacuna en los últimos días":

"Es complejo acceder al lugar y no ver a nadie, salvo los autorizados a entrar y que tienen llaves", destacó.

Sobre ese espacio, precisó que el miércoles no se iba a utilizar más, ya que desde el miércoles la vacunación se hará "en los espacios destinados a la comunidad, como gimnasios y otros sectores que se determinaron".

"Quien se encarga del tema es el área programática que genera todo el circuito, incluso proveyendo gente para la vacunación", explicó.