Marcela Vargas perdió su casa durante el temporal de marzo de 2017 en Comodoro Rivadavia, después de cuatro años de espera,  finalmente hace unos días   le entregaron una casa pero no tiene muebles y se fue vivir allí únicamente con un colchón donde duerme con sus dos hijas.

“Perdí mi casa con todo lo que tenía adentro en 2017 con la inundación, pero después de tantos años esperando la Cruz Roja  Argentina y Naciones Unidas me devuelven la casa que perdí en el barrio Restinga Alí.  Me mudé hace unos días con mis hijas de 7 años y de dos años y medio”, contó a ADNSUR. Sin embargo,  relató que “la casa no tiene muebles, no tiene nada, no tiene cama, ni colchón”.

Marcela actualmente está sin trabajo y por eso pide la ayuda de la comunidad de Comodoro. “Necesito ayuda de la gente o de  alguna entidad que me pueda darme una mano como  para  poder tener lo básico como colchones, una cama, una mesa”, precisó

“Tengo un colchón prestado compartiéndolo con mis nenas, un familiar se lo sacó a una de sus hijas para darme una mano”, contó sobre su difícil situación.  Además, está a la espera de que Camuzzi le conecte el gas porque el proyecto ya fue aprobado. “Estamos pasando frío. No tengo colchón, no tengo cama, no tengo nada adentro de la casa”, reiteró sobre su difícil situación.

Marcela cobra la asignación por hijo pero reconoce que no le alcanza, incluso  su hija menor se quedó sin pañales:  “Desde el municipio nadie se acercó. Sabían que habían sido entregadas las casas pero no se acercaron a ver que necesitaba. Lo que puedan ayudarme me viene bien porque no tengo nada”.  

Quienes puedan colaborar con Marcela pueden comunicarse al:  0297-5000865.