SINGAPUR - Un hombre perdió la mitad del índice de su mano derecha a raíz de una infección que contrajo al hacerse una herida mientras lavaba gambas que había comprado en un mercado de Singapur.

En un principio, no le dio importancia al pincharse con el caparazón de un camarón, pero al día siguiente tuvo fiebre y el dedo se le había inflamado y oscurecido. Cuando fue al médico le diagnosticaron fascitis necrosante.

Al hombre le tuvieron que amputar parte del dedo esa misma noche y, después tuvo que pasar dos días en terapia intensiva del hospital, detalló RT en español.

Según le manifestaron los médicos, si no se hubiera ido a ver rápidamente podría haber perdido la mano entera o incluso podría haber muerto.

The New Paper on Twitter

La fascitis necrosante es una infección bacteriana que se propaga con rapidez cuyos causantes más comunes serían los estreptococos del grupo A. Esta bacteria 'comecarne' mata los tejidos y provoca complicaciones graves, que pueden desembocar en septicemia, choque e insuficiencia orgánica.