Horas de tensión se viven en el conflicto entre el gobierno provincial y la Policía del Chubut. Por horas se desarrolla una reunión para tratar de alcanzar un acuerdo. En este marco, el comisario General Paulino Gómez, director de Seguridad de la Policía del Chubut, respaldó el reclamo al asegurar que es “legítimo y genuino”, pero cuestionó las formas, luego que el viernes el ministro Oscar Antonena tuvo que salir escoltado por otros oficiales.

En diálogo con LU20, Gómez indicó que fue “un día negro, donde se caldearon muchos los ánimos y se provocó una fricción con nuestros propios compañeros”.

En ese sentido, reconoció: “Nosotros acompañamos el pedido porque vemos la crisis económica que hay, queremos revertir la situación, pero no es necesario hacer lo que hicieron”.

El jefe policial que dejará su cargo el martes, indicó que “lo que pasó es grave”, y sentenció: “los policías no somos delincuentes y no debemos cometer delitos, ni los peores gremios se atrevieron a eso”.

Respecto al conflicto aseguró que “la crisis se veía venir” porque la negociación “se venía estirando como un chicle”. Sin embargo, indicó que hay “intención de negociar”, pero deben “ceder las dos partes”.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!