Dos nuevos vuelos de Aerolíneas Argentinas partirán este fin de semana rumbo a Beijing para retirar los dos millones de dosis de la vacuna china Sinopharm que Argentina adquirió el mes pasado. En el Gobierno se están cerrando los últimos detalles con las autoridades del laboratorio del gigante asiático pero lo más probable es que uno de los aviones parta desde Ezeiza el sábado 19 de junio y el otro al día siguiente. Cada uno traería un millón de dosis.

El gobierno de Alberto Fernández suscribió un nuevo acuerdo con la Corporación Grupo Farmaceútico Nacional Chino, más conocido por la sigla Sinopharm, para la provisión de un total de seis millones de dosis. Los otros cuatro millones llegarán en julio.

En tanto, la semana que viene, el jueves 24, estaría saliendo otro vuelo a la capital rusa, Moscú, con el objetivo de traer al país otro cargamento de las Sputnik V. Como viene ocurriendo en los últimos dos o tres meses, los datos sobre cada avión que sale en busca de vacunas y la cantidad de dosis que podrá cargar se reservan hasta que no haya absoluta certeza de su realización. En algunas ocasiones surgieron inconvenientes logísticos que dificultaron las operaciones.

En China, la exportación de vacunas se había frenado porque el presidente Xi Jimping quiso que se vacunara masivamente a la población, unos 500 millones de ciudadanos, antes del 1 de julio, cuando se cumplen los 100 años de la fundación del Partido Comunista Chino. Por eso en abril Alberto Fernández tuvo que destrabar el envío de dos millones de dosis que estaban previstas para febrero en una conversación vía teleconferencia con su par asiático. En ese primer contrato, Argentina compró 4 millones de dosis.

La llegada de estos dos millones de dosis permitirá continuar a buen ritmo el plan nacional de vacunación contra el coronavirus. El Gobierno quiere que antes de la primavera la mayor parte de los argentinos ya esté vacunada. 

El martes de esta semana, la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, indicó en una conferencia de prensa que “4 de cada 10 mayores de 18 años ya cuentan con una dosis de vacuna contra la covid-19”, y agregó que “el desafío por delante es acelerar el inicio de esquemas y la aplicación de la segunda para completarlos”.

Hoy llegará a las 23 provincias y a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires una nueva partida de 900.200 dosis de la vacuna de AstraZeneca, que son parte de las dosis cuyo principio activo fue producido en la Argentina y luego enviado a México para su fraccionamiento y envasado y que arribó el último lunes proveniente de Estados Unidos.

De acuerdo al criterio de distribución dispuesto por el Ministerio de Salud de la Nación, en base a la cantidad de población de cada distrito, a la provincia de Buenos Aires le corresponden 350.400 dosis, a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires 57.600, a Catamarca 8.100, a Chaco 23.800, a Chubut 12.300, a Córdoba 76.800, a Corrientes 22.200, a Entre Ríos 27.300, a Formosa 12.000, a Jujuy 15.200, a La Pampa 7.100, a La Rioja 7.800, a Mendoza 39.400, a Misiones 25.000, a Neuquén 13.100, a Río Negro 14.800, a Salta 28.300, a San Juan 15.500, a San Luis 10.100, a Santa Cruz 7.300, a Santa Fe 69.700, a Santiago del Estero 19.400, a Tierra del Fuego 3.400 y a Tucumán 33.600.

Fuente: Infobae