CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Los gremios agrupados en la Federación de Asociaciones de Trabajadores de la Sanidad (Fatsa), que nuclea a las clínicas y sanatorios privados, continúan este viernes con el plan de lucha iniciado ayer jueves con asambleas en los lugares de trabajo. Durante la jornada se realizarán paros de tres horas por turnos, en reclamo de una recomposición salarial.

"Desde el Consejo Directivo de @SanidadArg hemos decidido llevar adelante un Plan de Lucha Nacional hasta alcanzar una recomposición salarial para lxs trabajadorxs del Sector Asistencial. Nuestros salarios son impostergables", afirmó en su cuenta de Twitter Héctor Daer, secretario adjunto de Fatsa y cotitular de la Confederación General del Trabajo (CGT).

"Iniciaremos un Plan de Lucha Nacional por la recomposición de los salarios de todos nuestros trabajadores #SanidadEsPrioridad", indicó, por su parte, la federación en su cuenta de la red social.

A.T.S.A. Bs.As on Twitter

En un comunicado, se precisó que este habrá paros de tres horas por turno "en todos los establecimientos asistenciales del país". 

"La medida se dispuso el lunes tras una reunión en el Ministerio de Trabajo, donde recibimos una negativa absoluta -de parte de la Federación Argentina de Prestadores de Salud (FAPS)- a modificar los salarios", precisó ayer Daer en declaraciones a radio La Red.

"Estamos a 90 días de discutir la paritaria de este año y no pudimos todavía recomponer la paritaria del 2020", dijo y luego recordó que le "adeudan" al sector "entre el 15 y 16 por ciento".

Las medidas sindicales se adoptan luego de que fracasaran las negociaciones paritarias, en el marco de las cuales los gremialistas pidieron un aumento del 16% a partir del mes de abril, algo que fue rechazado por las autoridades de la Federación Argentina de Prestadores de Salud (FAPS).