SAN MARTÍN DE LOS ANDES (ADNSUR) -  Este martes, el Ministerio de Turismo de la Nación, confirmó que habrá temporada de verano pese a la pandemia en Argentina. El sector comercial y gastronómico de las ciudades turísticas de la cordillera, ya comenzaron a pensar en cómo serán las vacaciones. Proyectan que podría acelerarse la vinculación entre las zonas sin circulación comunitaria del virus.

Lucas Mántaras, presidente de Camara de Comercio Industria y Turismo de San Martín de los Andes, adelantó que será necesario acelerar la puesta a punto para la temporada, ya que advirtió que se tardó mucho en la instalación del turismo interno por microrregiones. "Lo tomamos como alivio pero hay que trabajar como llevamos adelante esta apertura. La apertura de mircrorregiones llevo dos meses de trabajo. Mínimo vamos a tener que, de acá a octubre, alistarnos para que en ese mes estemos abiertos y esperando el verano", dijo.

Asimismo, indicó que en el mundo y otras provincias ya se está avanzando en el turismo "con responsabilidad". Y contó queen San Juan, Misiones y Mendoza, entre otros lugars, se solicitan testeos y declaraciones juradas para poder ingresar. Con esta modalidad, que por ahora está a cargo de los turistas, creen que se podría vencer el miedo a los contagios de personas que lleguen desde otras ciudades. "Esto es lo que solicitamos, no una apertura indiscriminada sino una apertura responsable", indicó.

Mántaras también destacó que los costos para la realización de los tests varía en todo el país y que por eso necesitarán una asistencia desde el Estado. "Hay que ver cómo hace el Estado para que esos costos sean accesibles y podamos generar movimiento", afirmó.

"En las ciudades que viven del turismo, como San Martín, Bariloche o Villa La Angostura, el motor económico es esta actividad. Sin turismo el sector privado en estas regiones se va muriendo y se pierden empresas y puestos de empleo", agregó a Diario Río Negro.