CAPITAL FEDERAL - El fundador de Microsoft, Bill Gates propone salvar al mundo con un rotundo cambio en los hábitos de alimentación: quiere propone dejar de consumir carne de todo tipo y pasarse a la ingesta de lo que se conoce como carne sintética. 

El magnate explicó en una entrevista en MIT Tech Review que esa es una de las soluciones que tiene la humanidad para intentar frenar las emisiones de carbono y controlar el aumento global de la temperatura.

Y, en ese sentido, considera que modificar la alimentación sería prioritario, si se tiene en cuenta que las emisiones de gases de efecto invernadero por parte de la industria alimentaria suponen 25% del total de emisiones a nivel global, de acuerdo a los resultados de un estudio de la Asociación estadounidense para el avance de la ciencia (AAAS).

En su libro publicado recientemente ("How to Avoid a Climate Disaster" -Cómo evitar un desastre climático), Gates analiza las tecnologías necesarias para minimizar el impacto climático de sectores que resultan difíciles de resolver, como sucede con la siderurgia o la agricultura.

Como la agricultura es una de las industrias contaminantes más difíciles de modificar, y de todas las subindustrias, la ganadería se posiciona como uno de los sistemas de producción alimenticia que más contribuye al calentamiento global. 

Esto se debe a que en términos generales el ganado produce emisiones de metano (CH4) y óxido nitroso (N2O). Además, a esto se le debe sumar el dióxido de carbono (CO2) que se produce como consecuencia de la transformación de la tierra en pasto; o de las emisiones de vehículos ganaderos como tractores o camiones.

Entonces, la solución que propone Gates es que los países ricos dejen de consumir carne y pasen a consumir la versión sintética, que se hace en base a diversos productos de origen vegetal.

Tal como detalló en la entrevista citada, si bien los "80 países más pobres" todavía deben depender del consumo real de carne, el futuro de la alimentación debería basarse en las plantas para los países desarrollados.

Además de la desaparición del ganado, Bill Gates analizó otras alternativas para hacer frente al problema de la emisión de gases. Más allá de eso, consideró que ninguna es lo siuficientemente efectiva como para evitar la futura dependencia de las proteínas sintéticas.

Fuente iProfesional