(ADNSUR) - El secretario de Calidad en Salud de la Nación, Arnaldo Medina, considera que hay riesgo de que las terapias intensivas de la región Patagonia Norte vuelvan a desbordarse con pacientes si sigue el relajamiento de los cuidados de prevención.

“Durante las últimas semanas, se está produciendo un repunte de casos de COVID-19 y es preocupante. El aumento de casos se relaciona con el relajamiento del comportamiento social en las medidas de prevención para la infección por el coronavirus”, aseguró el funcionario en declaraciones a Río Negro.

“Se entiende que hay una cuestión cultural muy fuerte que lleva a querer reunirse con amigos y familiares. Por eso, durante estos meses de verano, es más fácil que la gente realice las reuniones al aire libre en Patagonia Norte. Las condiciones climáticas quizá hoy son más difíciles para las zonas más al sur. Pero es necesario que la gente vuelva a tomar conciencia de los cuidados porque el repunte de casos podría aumentar y el sistema hospitalario puede volver a entrar en tensión y a no disponer de camas para la atención de pacientes severos”, destacó el especialista.

En la provincia de Rio Negro, la jornada con más casos confirmados en los últimos 15 días de diciembre fue el miércoles 30 con 389 casos. En Neuquén, en el mismo período, fue el martes 29 con 595 casos confirmados, según informó Clara Cardozo Castro, bioquímica graduada en la Universidad Nacional del Sur (UNS).

Durante diciembre, el pico de casos activos para Rio Negro se produjo el 31 con 3157, mientras que para Neuquén se dio en la misma fecha con 4118 casos activos. Al 31 de diciembre, Rio Negro llevaba registrados 38.672 casos confirmados de COVID19, y Neuquén 42095, destacó Cardozo Castro.