COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - En el marco de la audiencia que se lleva adelante en el Concejo Deliberante para tratar el aumento de las tarifas de energía eléctrica, alumbrado público, agua y cloaca; unos 40 vecinos se hicieron presentes para brindar su postura y participar del debate. Uno de ellos, Enrique Llaryora, aseguró: "el aumento, comparado con una inflación del 15%, implica un tarifazo. Es una vergüenza, porque existe gente desempleada que no lo va a poder pagar. Hay muchas personas que cobran un salario mínimo. Si bien se ha hecho una categorización y jubilados que están con subsidio, fuera de ese grupo, existe una gran cantidad de personas que no lo tiene". Mirá el video en ADNSURTeVé.

Señaló que "este pretendido aumento, basado en incrementos provinciales y nacionales y convalidado en general por el Ente de Servicios Públicos Municipal y por la Asesoría Legal Municipal, sería forzar a que cierren los números, sin atender al costo social, eso es poner la economía por encima del hombre".

"Este aumento pretendido está en sintonía con los aumentos autorizados por el Gobierno Nacional para el gas, las prepagas, el transporte, la telefonía, la nafta y los peajes, cuyos rubros han sufrido aumentos de entre el 8% y el 40%. Volviendo a la energía eléctrica, servicio que no es de gran calidad, por los cortes que hay, estas empesas mayoristas son los mayores beneficiarios", agregó.

Por su parte, el Presidente de la Asociación Vecinal del barrio Juan XXIII, Víctor Bonzano, pidió que "antes de aprobarse el aumento de tarifas, se fije, a través de una ordenanza o anexo, una tarifa social en el servicio de agua y saneamiento" y aseguró que "los fundamentos para el aumento son poco claros e inconsistentes".

Y cuestionó: "Cuando se quiere analizar cómo está compuesta la estructura de costos, no se observa ningún desglose donde se pueda ver cúal es la masa salarial real, cuáles son los bienes propios, la nómina de contratistas afectados y respectivos contratos, equipamientos que se alquilan y montos".

En tanto, Aida Quinteros, otra vecina, dijo que "uno siempre trata de cuidar los servicios, ahorrar agua y luz, pero las facturas se siguen sumando, siguen los aumentos. Estamos en el 2018 y siguen los cortes de agua y de luz. No veo soluciones y seguimos pagando".

"Pagamos porque somos gente responsable y sabemos que si nosotros no cumplimos perjudicamos a toda la comunidad", dijo. También cuestionó que "el pago de 150 o 200 pesos cuando uno se atrasa al pagar. Así como a mi me cobran un impuesto por atrasarme, sería bueno que por los tantos cortes de agua y luz también la SCPL me reintegre ese dinero", aseguró.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!