El ministro de Salud de Chubut, Fabián Puratich, coincidió con el intendente Luque al enfocar la preocupación por lo que podría ocurrir el próximo fin de semana largo, de celebración del Día del Padre. Por eso anticipó que más allá de la flexibilización horaria que dispuso el nuevo decreto -al ampliar los horarios de circulación hasta las 22 horas- se definirán medidas especiales para el próximo fin de semana. Luque adelantó que este martes se reunirá con Puratich, el ministro de Gobierno, José María Grazzini, e intendentes de la provincia para definir las medidas a adoptar para el próximo fin de semana largo, donde se celebra el Día del Padre.

“Hasta el sábado seguro se va a permitir la circulación, por el tema de los comercios y todo el movimiento, pero para el domingo tomaremos alguna disposición adicional, junto con los intendentes de cada ciudad, para evitar que una fecha tan linda se transforme en otra ola de contagios”, dijo el funcionario en diálogo con Periodismo de 10, por CNN Comodoro. 

El ministro recordó que los tres momentos de mayor contagio el año pasado fueron luego del Día del Niño, del Día de la Madre y tras las fiestas navideñas, con explosión de contagios en enero de este año. 

“En ámbito social y familiar es donde la gente más se relaja y deja de lado las medidas de cuidado –reiteró el ministro-. La gente se siente más protegida, está entre gente querida y se relaja”.

Aunque no confirmó aún cómo se restringirá la circulación, Puratich dejó entrever que el domingo se apuntará a evitar las reuniones familiares para la celebración del Día del Padre. La medida será adoptada en conjunto con los intendentes de cada ciudad y “se van a terminar de definir durante el resto de la semana”.

Baja de casos, se mantiene la ocupación de camas y la mortalidad en terapia

Puratich precisó además que hay una baja en la cantidad de contagios en las últimas tres semanas, con un descenso progresivo desde los 3.200 casos positivos en la última  semana de mayo, a 2.900 y al orden de los 2.300 casos en los últimos 7 días. Por eso se habilitó una mayor circulación horaria, hasta las 22 hs, para descomprimir “el humor social, porque la gente está muy enojada”, admitió. 

“Tomamos medidas de alto impacto en corto plazo y esa mejora en los contagios es por las restricciones –explicó-, pero no quita que necesitemos restringir nuevamente más adelante”.

Aun con la flexibilización horaria, el ministro advirtió que no es posible relajarse del todo frente a la pandemia”.

“Nos preocupa que la ocupación de camas críticas no baja –reconoció-, porque se mantiene en 91 internados en UTI y 74 en clínica general (en toda la provincia), con el agravante de que la mortalidad es muy alta en terapia, cuando las personas requieren la asistencia respiratoria”.