COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Desde la SCPL se reiteró el pedido para que los asociados en condiciones de afrontar el pago de los servicios esenciales que presta la cooperativa abonen su factura por las vías habilitadas a través de su sitio web, a fin de sostener el funcionamiento de los mismos, a los que están adheridos unos 29.000 usuarios, lo que representa un 50 por ciento del total. El gerente Fernando Lebrún pidió “responsabilidad a quienes tienen la capacidad de seguir pagando”, de modo de colaborar “de forma solidaria con quienes estarán impedidos de afrontarlo”.

Lebrún precisó que el decreto 311 del gobierno nacional resguarda a los sectores sociales más vulnerables, que estarán impedidos de abonar las facturas de servicios públicos esenciales, por lo que se impide que la prestación de los mismos sea cortada por falta de pago. Sin embargo, ese beneficio no es general para toda la población.

“El movimiento cooperativo es el primero en adherir a este tipo de propuestas para atender la situación de la gente que no puede hacer frente al pago de los servicios porque han disminuido sus ingresos, pero los valores cooperativos están más vigentes que nunca, porque como los vecinos de Comodoro nos auto prestamos los servicios, quienes mantienen su capacidad de pago deben cumplir para que todo pueda seguir funcionando. Pensemos no sólo en energía y agua, sino también en internet, cuyo funcionamiento es esencial para que podamos trabajar desde la casa. Sin estos servicios esenciales no se podría atender la crisis sanitaria que estamos atravesando”, manifestó.

Lebrún admitió que la recaudación bajará por el menor movimiento económico de la ciudad, pero insistió en que quienes puedan cumplir con el pago sean “responsables y solidarios” para apuntalar el funcionamiento del sistema: “Nosotros vamos a hacer el esfuerzo de sostener los servicios y ya lo hemos demostrado en circunstancias graves, como en el temporal de hace 3 años, pero necesitamos la ayuda de los vecinos. Seguramente después habrá participación del Estado y otros actores, pero debemos comenzar por quienes somos los asociados para sostenerlo lo máximo posible”.

En ese marco, mencionó gestiones que se están realizando desde la Asociación nacional de Distribuidores de Energía, ante el Estado nacional y frente a CAMMESA, para que se alivianen cargas impositivas –al igual que se da a empleadores privados la posibilidad de pagar salarios de forma no remunerativa a quienes fueron eximidos de presentarse en sus lugares de trabajo. De ese modo se podría sostener el pago de salarios al personal operativo, que es el responsable de sostener el funcionamiento de las redes de energía eléctrica o la distribución de agua y mantenimiento de cloacas.

Independientemente de esas gestiones, solicitó a los asociados que utilicen los medios electrónicos para el pago de las facturas, a través del sitio oficial de la cooperativa (www.scpl.coop), a fin de poder cumplimentar los pagos con regularidad mientras persiste la cuarentena, durante la cual la entidad no está abierta para atender al público. Actualmente hay 19.000 usuarios adheridos al sistema “Mi SCPL”, disponible dentro del sitio oficial, a lo que suman otros 10.000 socios que abonan por débito automático en sus tarjetas de crédito. Esa proporción representa alrededor de la mitad del total de asociados, por lo que convocó a que más se acceda a este sistema para agilizar el pago.