La empresa que comandan Cristóbal López y Fabián de Souza culminó un proceso que estaba encaminado desde hace algunos meses. A fines de junio más del 95% de los todos sus acreedores, entre ellos bancos, siderúrgicas, petroleras, entes privados y públicos (como la AFIP), habían aceptado las propuestas de pago de las deudas.

“La justicia comercial dispuso la finalización de la quiebra de Oil Combustibles S.A., tras la obtención de la conformidad de sus acreedores”. De esta manera, por medio de un comunicado, el Grupo Indalo destacó este miércoles que “recuperó” la empresa que define como “la nave insignia” del holding y de la que, aseguraron, fueron “despojados de manera ilegal”.

Entre esos los acreedores estuvieron mencionados semanas atrás Tecpetrol, de Techint; Pampa Energía; Chevron; Axion Energy; Compañía General de Combustibles; Vista Oil and Gas; y Transportadora Gas del Norte (TGN), Shell, los bancos Nación y Macro, y sindicatos como el SUPEH y el de Trabajadores de Petróleo, Gas y de los Combustibles de Origen Vegetal de Santa Fe. En un anexo del documento elevado en ese momento al tribunal, la empresa resaltó que junto a AFIP y otros organismos públicos, aceptaron también Acindar, Albanesi, Antares Naviera, Bio Ledesma, Central Argentina Internacional, Edesur, Litoral Gas y Merck, varios municipios y las provincias de Buenos Aires, Corrientes, Chaco, Río Negro, Santiago del Estero y Salta.

“El Grupo Indalo comienza a partir de hoy un nuevo camino -sin olvidar todo lo que pasó-, con la convicción inquebrantable de haber apostado siempre al crecimiento sustentable de nuestras empresas, sus trabajadores, proveedores, clientes, y comunidades en las que desarrollamos nuestras actividades desde hace más de treinta años”, expresó la compañía en el comunicado que reseña Infobae.

Indalo también destacó que para fines de 2015 tenía más de 20.000 trabajadores en sus empresas y que Oil fue constituida cinco años antes de esa fecha para la adquisición de la Refinería San Lorenzo en la provincia de Santa Fe, las instalaciones portuarias localizadas en un lugar estratégico en la Hidrovía del Paraná y una red de 340 estaciones de servicio. “Desde su creación y hasta fines del año 2015, Oil Combustibles desarrolló todas sus actividades operativas con absoluta normalidad”, describieron.

El Grupo acusó al Gobierno de Mauricio Macri de forzarlo a presentar a Oil Combustibles en concurso preventivo. “Ante las denuncias mediáticas, los proveedores de insumos críticos de la Refinería San Lorenzo eliminaron inmediatamente el crédito comercial, exigiendo el pago anticipado de productos, todo ello, por más de USD 200 millones mensuales” y eso significó menos participación de mercado “ya que los consumidores elegían otras bocas de expendio, reduciendo la venta y disminuyendo los ingresos. Así, varios operadores de la red de comercialización abandonaron a Oil Combustibles”.

“Toda esta situación derivó en una profunda crisis y destrucción de valor del Grupo Indalo, cuyas empresas también fueron forzadas a presentar concursos preventivos, que en la actualidad ya han sido superados”, aseguró el texto.

“Pasado este difícil proceso, estamos convencidos de que debemos seguir apostando por la República Argentina, como lo hicimos desde el principio. Por ello seguiremos invirtiendo en el país y en su gente. El camino no será fácil, pero contamos con la fortaleza y la perseverancia de quienes han pasado por enormes adversidades”, cerró el comunicado.

Fuente: Infobae