ESQUEL (ADNSUR) - Una nueva ocupación se concretó este último fin de semana en el Parque Nacional Los Alerces por parte de la comunidad mapuche Pailako Lof, expandiéndose hacia la Seccional El Maitenal, vivienda destinada a los guardaparques y sus familias.

En diálogo con Notas de Radio por FM SOL , el secretario interino adjunto del Sindicato de Guardaparques, Danilo Hernández Otaño, explicó que a partir de la ocupación original en el faldeo detrás de la Villa Futalaufquen, "la administración pidió replegar al personal de esa seccional para no exponerlo a situaciones de riesgo, ni a su grupo familiar. Hay que entender que la forma de vida del guardaparque es en la seccional, con su familia".

"A lo largo del año han incrementado el área de influencia, el límite va cambiando diariamente conforme al capricho de los ocupantes del lugar y hoy han absorbido la vivienda oficial que estaba desocupada. Las instrucciones de Casa Central hasta el momento es no intervenir mientras la justicia actúa. El problema es que la zona no está demarcada y el personal no tiene el límite claro, no sabe si está pisando zona de conflicto" señaló.

Hernández explicó que "la situación fue planteada poco dialoguista de entrada. Manifestaron que solo reconocían como interlocutor al INAI (Instituto Nacional de Asuntos Indígenas). Después hubo una intervención y comisión de negociación pero nos cayó encima la pandemia, entonces no hubo posibilidad de entablar una negociación. Para ser franco es difícil entablar una conversación con gente que viene encapuchada o te tira piedras", publicó EQSnotas.

"Se percibe intranquilidad en los pobladores y en guardaparques. Es la inseguridad para trabajar. Estamos expectantes de qué va a hacer la administración. No podemos permitir que un edificio público de carácter operativo sea ocupado y no se haga nada".