RAWSON (ADNSUR) - Por segunda vez en la historia de Chubut desde la Constitución modificada en 1994, se volverá a presentar un proyecto por el mecanismo de Iniciativa Popular, que exige al menos el acompañamiento de un 3 % del padrón total de habitantes de Chubut. En este caso, se trata del mismo proyecto que no fue abordado por la Legislatura en 2014, cuando se realizó una sesión que terminó con una votación que modificó los términos originales. El tema vuelve a ser la ampliación de la Ley 5001 con una serie de artículos que abarcan más que la minería metalífera a cielo abierto, y que pretenden prácticamente prohibir este tipo de actividad extractiva a gran escala.

En total se reunieron casi 31 mil firmas, a favor del tratamiento de la ley. Estas firmas ahora deberán ser chequeadas en al menos en un 10 % por el Tribunal Electoral Provincial, en un lapso de un mes como máximo. Si este relevamiento es exitoso, el paso siguiente será que el tema tome estado parlamentario y que sea llevado al recinto de la Legislatura en un plazo no mayor a 6 meses. Según la norma, el proyecto puede tener dos alternativas: ser aprobado y convertirse en ley, o directamente rechazado. Pero no puede ser trabajado en comisión por los diputados, de acuerdo a la interpretación de los asambleístas.

Así lo expresó a ADNSUR uno de los voceros de la Unión de Asambleas, Pablo Palicio. Sostuvo que “se hizo una presentación en el Tribunal Electoral Provincial ante el Superior Tribunal de Justicia. Ahora hay un procedimiento que dura 30 días –según dice la Ley- y ahí realizan un chequeo y -una vez que finaliza ese paso- se remite a la Legislatura y empiezan a correr los plazos constitucionales para su tratamiento. En el caso de una ‘Iniciativa Popular’, los legisladores tienen la obligación de darle tratamiento. Este proyecto de Ley no puede ser ‘puesto en un cajón’”, explicó.

Indicó que “ahora estamos esperando ese proceso en el Tribunal Electoral que creemos que va a ser positivo porque –antes de ser ingresado- cada una de las 30.916 firmas fue chequeada y fueron descartadas miles de firmas, porque había casi 40.000 en total. Fue un fenómeno social impresionante en el que participaron 48 localidades, comunas y con una participación muy importante de los pueblos de la meseta”.

ALCANCES

Sobre los alcances de la iniciativa, dijo Palicio que “este proyecto viene a ampliar y mejorar la Ley 5001. También viene a hacer justicia porque sabemos que en el 2014 el mismo proyecto de Ley fue bastardeado y terminó en aquella famosa estafa con un diputado recibiendo instrucciones de la Minera Yamana Gold en plena sesión del tratamiento de la Iniciativa Popular. Así que vemos que es un acto de justicia y le debemos un tratamiento respetuoso al proyecto de ley ciudadana”.

Indicó que “el proyecto viene a ampliar la Ley 5.001 que prohíbe la actividad minera metalífera a cielo abierto y el uso de cianuro. Se agregan elementos químicos que se prohíben en la minería metalífera como sucede con la Ley de Mendoza, que fue discutida el año pasado y la población salió a las calles para defenderla. Se agregan químicos como los antactos que es el reactivo químico que utilizaría el Proyecto Navidad’.

En ese sentido, puntualizó que “estamos hablando de la Minería hidroquímica que utiliza mucha agua y estos químicos como los que vimos la otra vez que se derramó en una ruta. Estos elementos transitan por las rutas argentinas. Se prohíben esos elementos químicos”.

Agregó que “también viene a poner un poco de orden. ¿Cómo puede ser que tengamos una provincia en la que está prohibida la ‘Minería metalífera a cielo abierto’ y sin embargo el lobby de las empresas y las corporaciones está presente en los territorios y estas empresas tienen estos yacimientos?”

Por ello señaló que en este proyecto “se prohíben todas las etapas de exploración, los pasos previos a la explotación, con lo cual se daríamos un corte final al espantoso ‘lobby minero’ que hay y podríamos –de una vez por todas- ponernos a discutir proyectos productivos de verdad y sostenibles en el tiempo una vez que este lobby se vaya de los territorios”.

PROHIBICION

Sostuvo Palicio que el proyecto “no prohíbe la Minería sino un tipo de Minería y con determinados elementos. Los únicos minerales que se prohíbe la extracción son el uranio y el torio que son los minerales nucleares que están al lado del río Chubut porque son sumamente peligrosos, porque agregan los elementos radioactivos que quedan en las colas mineras. Están reconocidos por los propios explotadores que –en nuestro país- es la Comisión Nacional de Energía Atómica quienes reconocen impactos letales para los territorios a consecuencia de la explotación minera. Para este mineral que generaría un daño muy grande sobre la cuenca del Río Chubut se prohíbe su explotación”.

Respecto al futuro del proyecto con la actual composición de la Legislatura, dijo que “en lo personal, considero que los diputados tienen que opinar si están a favor o en contra de un proyecto de ley como éste. Hay que tener un tratamiento respetuoso, sobre todo porque se han triplicado las miles de firmas del 2014 en un plazo mucho más corto y en el medio de las restricciones y cuidados de la pandemia”.

“Esta Iniciativa Popular está mostrando la opinión de Chubut porque estoy hablando de 48 comunidades repartidas por todo el territorio provincial”, concluyó Pali