Mientras el presidente Alberto Fernández evalúa nuevas restricciones que podrían comunicarse sobre este fin de semana, la evolución del COVID 19 en esta región presenta signos de un crecimiento sostenido.  A una tasa de positividad que ya se ubica encima del 40 por ciento, se suman otros factores, incluso los que están contemplados en el proyecto de ley que impulsa el gobierno nacional para que las medidas de prevención se apliquen de forma automática, a través de una ley, en lugar de recurrir constantemente a decretos.

Autoridades sanitarias locales advirtieron en las últimas horas que la tasa de positividad, es decir la cantidad de casos confirmados por sobre el total de testeo, continúa en ascenso, alcanzando el 42 por ciento en la jornada del lunes.

Es decir, de cada 100 análisis realizados, 42 son confirmados como contagios, en un indicador que no ha dejado de crecer en las últimas 4 semanas, luego de los mínimos alcanzados en febrero, con sólo 20 por ciento de positividad.

Si se aplicaran los criterios que establece el proyecto de ley del gobierno nacional para fijar restricciones de circulación, el conglomerado Comodoro Rivadavia-Rada Tilly cumpliría con al menos dos de los parámetros dispuestos en ese marco normativo.

Según reflejan las estadísticas oficiales de contagios de Covid 19 en Comodoro Rivadavia y Rada Tilly, la incidencia de casos acumulados en las últimas dos semanas por cada 100.000 habitantes supera los 500 contagios confirmados, mientras que el coeficiente de las últimas dos semanas está en 1,2, lo que significa el límite entre riesgo medio y alto.

Así surge de la comparación estadística que va desde el lunes 19 de abril hasta el lunes 17 de mayo. En efecto, en el inicio de esta semana el núcleo Comodoro-Rada Tilly contabilizó un total de 24.512 casos confirmados (lo que incluye recuperados, activos y personas fallecidas). Dos semanas antes, en la jornada del 3 de mayo, la cifra era de 23.167 casos. La diferencia, que arroja un crecimiento de 1.345 nuevos contagios en dos semanas, implicaría una incidencia de 560 casos por cada 100.000 habitantes, sobre la proyección oficial de 240.000 habitantes entre ambas localidades.  La cifra poblacional es tomada en este informe sobre estimaciones del INDEC, en base a proyecciones del Censo 2010.

Qué dice el proyecto de ley que impulsa el gobierno nacional

Según el proyecto enviado por el Ejecutivo nacional, las ciudades con más de 40.000 habitantes y menos de 300.000 serán consideradas con riesgo sanitario alto en la siguiente situación:
“Cuando la razón de casos, definida como el cociente entre el número de casos confirmados acumulados en los últimos CATORCE (14) días y el número de casos confirmados acumulados en los CATORCE (14) días previos, sea inferior a uno como veinte (1,20) y presenten una incidencia definida como el número de casos confirmados acumulados de los últimos CATORCE (14) días por CIEN MIL (100.000) habitantes, superior a DOSCIENTOS CINCUENTA (250)”.

Los datos para Comodoro Rivadavia-Rada Tilly muestran que la razón (división) entre los casos acumulados en los últimos 14 días, de 1.345, frente al acumulado de los 14 días anteriores, de 1.121 contagios, es de 1,1998, lo que matemáticamente puede redondearse en 1,2. Según la normativa, entre 0,8 y 1,2 puede considerarse zona de riesgo sanitario medio, mientras que debajo de 0,8, el riesgo es bajo, aunque este cociente se vincula con otras variables, como la tasa de incidencia arriba indicada.

De este modo, se cumplirían dos de los criterios estipulados para definir un aglomerado urbano con riesgo sanitario alto, según el artículo tercero del proyecto que comenzará a discutirse esta semana en la Cámara de Diputados de la Nación.

Si a esto se suman otros elementos ya conocidos previamente, como la ocupación de camas de terapia intensiva, que en la ciudad se mantienen por encima del 70 por ciento en el sector público, la región podría requerir de restricciones para la circulación a fin de atenuar la multiplicación de contagios.