No hay certezas sobre la posibilidad de extraer el San Juan

El ministro de Defensa Oscar Aguad brindó una conferencia de prensa junto al jefe de la Armada, almirante José Luis Villán por el hallazgo del ARA San Juan.

COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - “Estamos ahora aquí para ratificar lo que se dijo anoche y para darles las precisiones que tenemos hasta ahora sobre este hallazgo que se ha encontrado en una zona donde más probabilidad tenía de haberse encontrado el submarino. A un poquito más de 900 metros de profundidad”, comenzó diciendo el ministro de Defensa Oscar Aguad en la conferencia de prensa que brindó hoy al mediodía por el hallazgo del ARA San Juan.

El funcionario estuvo acompañado por el jefe de la Armada, almirante José Luis Villán; y el capitán Enrique Antonio Balbi, la cara visible de la Armada desde la desaparición del ARA San Juan.

Según se informó, el submarino está a 907 metros, en un área de escombros es de 80 x 100 metros, “lo que sugiere que podría haber implosionado, muy cerca del fondo”, dijo Balbi. Se trata de un área con presencia de cañadones submarinos y profundidad irregular.

Según confirmó el ministro, la ubicación exacta es muy próxima a la anomalía hidroacústica que informó el CTBTO (Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares).

“Todas las marinas buscaron en ese área y ante la ausencia de tecnología que esta empresa tiene no la habíamos podido encontrar”, explicó en ese sentido el jefe de la Armada, almirante José Luis Villán, quien además fue consultado por la posibilidad de extraer el submarino del fondo del mar.

Sobre ese punto aseguró que no hay certezas sobre la posibilidad de extraer el San Juan y explicó que hay dos límites para poder extraer el submarino: el legal y el técnico.

“La palabra para esto es prudencia. Acá hay dos límites que exceden nuestro conocimiento. El primero es un límite legal. A partir de ahora es la señora jueza la que puede decidir si se puede remover las parte periciadas. El otro límite es el de la técnica. Cuando se preguntó a la empresa dijo que había posibilidades, pero no teníamos la profundidad exacta ni las partes que podíamos remover”, aseguró.

Aguad, en tanto, adelantó que para tener información de imágenes de mayor precisión hace falta un trabajo de 6 o 7 horas con distintos UVE, ya que es una zona con mucha turbulencia.

Sobre el estado del submarino, Balbi, por su parte, confirmó que el casco no está partido, pero si deformado; la hélice tiene dos palas enterradas en el fondo y las cinco restante visibles, y la vela esta desprendidas del casco resistencia, pero aún no se puede confirmar si está separada.

Aguad por su parte fue consultado por el informe que en su momento informó la Organización de Control de pruebas nucleares que informó una implosión en la zona de búsqueda a pocos días de que se produjo la desaparición del submarino. El funcionario recordó que “pasaron todos los barcos por esa zona y nunca lo pudieron detectar. No era fácil, siempre lo dijimos y menos en las profundidades que lo hemos encontrado” dijo aguad.

Y Balbi agregó: “esa información que brindó la CTBTO coincidió con el análisis de tres científicos argentinos que viajaron a Viena, Austria y se juntaron con los propios científicos la  CTBTO. Hicieron su propio análisis y nuestros científicos coincidieron con la posición que decía la CTBTO. Esa posición siempre se precisó, ahí se buscó, y esta empresa con la mejor tecnología del mundo buscó varias veces hasta que lo encontró”.

En otra parte de la conferencia, el ministro Aguad aseguró que se hará lo posible para saber qué pasó y confirmó que se decretará el duelo nacional.