COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – La directora del Hospital Regional, Miriam Monasterolo, informó en Actualidad 2.0 que el tomógrafo quedó fuera de funcionamiento y “parece que el problema es una placa” que permite visualizar las imágenes. Garantizó que “mientras tanto, las tomografías las hemos derivado a una clínica privada”. Ante el debate que se dio a nivel nacional sobre el arancelamiento de la atención sanitaria para extranjeros, la directora consideró que “no le podemos negar la atención médica a ningún extranjero pero en determinadas cuestiones deberíamos compensar con los gobiernos porque vivimos del arancelamiento”.

“El sábado hubo un problema del software que permite ver las imágenes. Es un equipo Toshiba que el mantenimiento oficial es de una empresa que no está en la zona por lo que tenemos que esperar que venga un técnico que está de licencia”, detalló sobre el tomógrafo que quedó fuera de funcionamiento.

Monasterolo indicó que “el tomógrafo lo tuvimos fuera de funcionamiento en septiembre / octubre. Vinieron los técnicos, estuvo trabajando bien y parece que el problema es una placa. Queremos ver si vía conferencia nuestros técnicos pueden cambiar las placas”.

Y aseguró que “mientras tanto las tomografías las hemos derivado a una clínica privada”. A su vez, indicó que “el equipo estaba en funciones y con una vida útil normal, no sabemos qué pasó pero se quemó la plata y estamos intentando solucionarlo a la mayor brevedad posible”. Y aclaró que “se realizan entre 15 y 18 estudios por día”.

ATENCIÓN SANITARIA A EXTRAJEROS

Monasterolo remarcó que “atendemos a todos los extranjeros residentes o no. En algunas situaciones puntuales, una auditoria no nos permite avanzar por prótesis”.

“Hay pacientes que están de tránsito y como en su lugar de origen no les autorizaron la cirugía, vienen a ver si se la autorizamos nosotros. En esos casos priorizamos a los pacientes con mayores grados de urgencias. Las intervenciones se hacen y a veces pedimos colaboración para algún caso en particular”, remarcó.

Además, detalló que “intentamos hacer acuerdos con el consulado chileno y en algunas prácticas con el consulado boliviano pero tuvimos respuestas negativas en pedidos de colaboración”. A modo de ejemplo, recordó el caso de una persona oriunda de Bolivia con residencia provisoria  que requería “una prótesis que valía 300 mil pesos. El consulado se negó y el hospital pago eso”.

La directora del Hospital sostuvo que “estamos atendiendo demandas de personas extranjeras y en algunos casos con familias en la zona y en otras de paso. En algún momento teníamos una persona que vivía en Coyhaique y se cruzaba a Río Mayo para quimioterapia”.

Y detalló que “estamos atendiendo 6 o 7 pacientes por día en atención de prácticas hospitalarias”. Y sostuvo que “no le podemos negar la atención médica a ningún extranjero pero considero que en determinadas cuestiones deberíamos compensar con los gobiernos porque vivimos del arancelamiento. En algunas prácticas tenemos compensación de Nación y en esos casos, a los extranjeros no los podemos sumar a esos programas por lo que debería de existir un convenio de reciprocidad con otros países”.

Además, “hace tres meses no llegan partidas presupuestarias provinciales salvo alguna adquisición puntual, pero lo habitual lo estamos pagando por cuenta corriente nosotros”. Y agregó que “es una situación de toda la provincia y hay que esperar a que se acomoden los números”.