BUENOE AIRES - Nicole Neumann se quebró al escuchar que un hombre abandonó a sus dos hijos adoptivos en una comisaría de Bahía Blanca. Se trata de dos nenes africanos que llegaron a la Argentina hace un año y medio con mucha alegría por, al fin, tener una familia. Ante el horror, la diosa de las pasarelas tomó una decisión para cambiarles la vida a esas criaturas: se postuló como voluntaria para adoptarlos.

El ente de adopción se encarga de saber si tenés una buena vida para brindársela a esos chiquitos, que ya vienen pasando una vida terrible por el abandono. Claramente esto no estaba dado y no quisieron tenerlos más”, exclamó la rubia en Nosotros a la mañana, donde también dijo que “se le partió el alma en mil pedazos” mientras se enteraba los detalles del caso.

Ante su interés por hacerlos parte de su familia, Graciela Alfano le recordó una vieja tapa de la revista Gente donde manifestó su deseo de “viajar a África para adoptar”. Aunque ya pasaron varios años de aquella portada, Nicole continúa con el mismo pensamiento. “Absolutamente. Toda mi vida lo quise”, respondió.

Por último, la ex de Fabián Cubero sacó a la luz una conversación que tuvo hace poco con una psicóloga que trabaja en familia: “Ella decía que con el abandono al niño lo estás matando simbólicamente. Se me pone la piel de gallina… Porque cuando vos los dejás de pensar, si tendrá frío, si le dolerá algo, si estará bien, los estás matando. A estos chiquitos los mataron dos veces”.

Los detalles del horror

Un hombre se presentó la semana pasada en la Comisaría de la Mujer y la Familia de Bahía Blanca y “entregó” a dos hermanitos africanos de seis años, a los que había adoptado junto a su pareja hace un año. Los nenes habían sido traídos de un orfanato de Guinea Bissau y estaban a su cargo desde agosto de 2019. Aunque estaban escolarizados, ninguno tenía DNI argentino y sus adoptantes les habían cambiado sus nombres originales.

Las razones, según explicó el hombre ante la policía y consta en la denuncia a la que accedió Télam, eran personales. En ese sentido, el sujeto explicó que tales motivos “dificultaban su vinculación y sostenimiento de la vida familiar”.

De acuerdo a la reconstrucción que hicieron los investigadores, los hermanitos convivieron con su nueva familia, el matrimonio y una hija biológica de ellos, durante una semana en Bahía Blanca el año pasado y después se mudaron todos a Neuquén. Allí permanecieron hasta que, el 17 de noviembre, el hombre entró con ellos “sujetándolos de ambos brazos, sin ningún miramiento, e informó que era su deseo entregar a los niños, desentendiéndose totalmente de las obligaciones paternas de cuidar, convivir, alimentar y educar”.

Tras abandonar a los menores, se supo que esta persona volvió a su casa en la localidad neuquina de San Martín de los Andes con su familia, “lo que muestra y deja a la vista la vulneración de derechos a la cual quedan expuestos estos hermanos, quienes ya fueron alejados de su país natal, con todo lo que eso implica en relación a cambios culturales y costumbres cotidianas”, señaló una fuente cercana a la causa a La Brújula 24.

Este fin de semana, la Policía elevó a la fiscalía una denuncia con los detalles de lo ocurrido y algunas consideraciones respecto a la situación legal de los hermanos, quienes quedaron alojados en “un espacio de cuidado familiar alternativo municipal”. Ahora la justicia investiga si el hombre puede ser acusado por el delito de “incumplimiento de los deberes de asistencia familiar (Art. 1 y 2 inc B de la Ley 13.944 ) y un posible fraude a la Ley de Migraciones”.

Por otra parte, el Ministerio Público solicitó informes a Migraciones y al área de Niñez y Familia de la Municipalidad. También se le dio intervención en el caso al Sistema de Protección Integral de Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes.