NEUQUÉN (ADNSUR) - El gobierno de Neuquén inició un sumario a la empresa láctea La Serenísima por negarse a ingresar a Loncopué, donde se concentran la mayor cantidad de casos de coronavirus.

La compañía podría recibir una multa millonaria o la clausura del establecimiento, indicó La Mañana de Neuquén.

Ese medio informó que a mediados de abril, el aprovisionamiento de algunos productos como lácteos y pollos se complicó en algunos comercios de la localidad. Y en ese marco, la 

Cámara de Comercio de la ciudad aseguró que algunos proveedores de esos rubros se negaban a ingresar.

La irregularidad fue recepcionada por el gobierno provincial y se iniciaron las gestiones a través del Control de Ingreso Provincial de Productos Alimenticios (CIPPA), que es la autoridad de aplicación de la Ley de Abastecimiento.

El ministro de Producción e Industria, Facundo López Raggi, aseguró que en un primer momento identificaron "cuatro o cinco firmas que no fueron por varios días", pero una vez que las intimaron volvieron a abastecer a la ciudad. 

Diferente fue lo que sucedió con La Serenísima “que todavía no está abasteciendo como normalmente lo hace", afirmó López Raggi. 

El funcionario explicó que iniciaron una investigación a través de la cual se determinará la sanción a aplicar: “Las multas son grandes, hay de 10 millones de pesos, hay multas de clausura de establecimiento por varios días", aseguró.