Neuquén: paro petrolero afectó a YPF y dictaron conciliación obligatoria
conciliación obligatoria

El líder del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Neuquén, Río Negro y La Pampa, - y senador nacional- Guillermo Pereyra, ordenó a su tropa fiel dejar las actividades habituales para presionar por la reincorporación de trabajadores que se quedaron en la calle cuando YPF cambió a una de sus proveedoras. Este jueves por a la tarde, la cartera que comanda Jorge Triaca le puso fin al paro que había comenzado a la mañana.

El conflicto está vinculado al cambio de proveedor de mantas oleofílicas (paleativo ambiental contra los derrames de crudo exigido por ley). La empresa Real Work, que tenía el contrato para prestar ese servicio desde 2010, fue desplazada por AESA, que se impuso en una compulsa de precios en la que participaron ambas.

Los petroleros le reclaman a AESA y de forma indirecta a YPF que les resuelvan la continuidad laboral a 25 trabajadores ligados a Real Work. Según algunas fuentes, el conflicto va más allá de la situación de los trabajadores, ya que a la empresa que "quedó afuera" - Real Work- desde sus inicios en 2009 se la vincula con el titular del sindicato y senador del Movimiento Popular Neuquino, Guillermo Pereyra.

No es nuevo que los directivos locales de YPF deban mediar, cuando no tomar el toro por las astas, en conflictos laborales de sus proveedores de servicio. Fuentes vinculadas a la industria indicaron, que mediante una reorganización de tareas, YPF pudo evitar que el paro de los petroleros afectara los niveles de producción en la cuenca neuquina.

Fuente: La Mañana de Neuquén